Por Pamela Silva
9 Agosto, 2017

¿Tú qué piensas de la edición?

Hoy en día no hay casi nadie que no suba fotografías a Instagram, ya sea de sus propias vidas o de cosas que le gustan, pero todos tenemos ese espacio para compartir cosas que queremos que otros vean. En el caso de Caroline Enterfeldt es su hija Jayden.

Caroline tiene 27 años y es madre de Maximiliam de cuatro y de Jayden, de uno. Su cuenta de Instagram se basa casi únicamente en adorables fotografías de la pequeña, con algunos vistazos al resto de la familia.

Y por qué no tener un Instagram de esta niña, si es lo más adorable del planeta. Mírenla, coqueta, preciosa, lista para dominar el mundo.

MOOD #vacay #vacation #italy #bella

A post shared by (@lilcocooo) on

Smile everyday. #blessed

A post shared by (@lilcocooo) on

"One more of this plz" #littlemiss #diva #divalicious

A post shared by (@lilcocooo) on

Las fotos de Jayden suelen ser sacadas del Instagram de Caroline y re posteadas en otras cuentas, algo que si bien quizá no es totalmente correcto, es bastante normal dentro del mundo de Instagram.

Y a Caroline no le molesta tanto, son cosas que pasan. Pero el problema comenzó cuando no sólo re subían las fotos de su hija, sino que comenzaron a cambiarle el color de los ojos de café a azul.

A post shared by @chrysusbitch on

“Al principio no pensé mucho en la edición. Confío en la belleza de mi hija, para mi es perfecta así como es”.

-Caroline a Buzzfeed News.

Pero comenzó a preocuparse cuando no era sólo una cuenta la que tenía la fotografía de su hija con ojos azules, sino que cada vez aparecían más y más. Ahí fue cuando comenzó a preguntarse por qué la gente compartía la foto de su hija editada, y no la original.

El asunto comenzó a debatirse intensamente en Internet, sobre todo en Twitter, cuando la youtuber Laila Loves publicó en su cuenta la comparación de ambas fotos, criticando la edición.

“Estoy cansada de personas editando fotos de bebes para transformarlos en lo que la sociedad encuentra ‘mas tierno’. ¡Ella es hermosa con sus ojos cafés”.

Esto provocó un amplio debate sobre cuál es la necesidad de “embellecer” a la niña cambiándole el color de ojos, o por qué los ojos azules serían más lindos.

“Es muy extraño. Las personas estereotipan a los niños demasiado”.

“¡Oh por dios! Esto es muy raro. Gente desconocida tomó la hermosa fotografía de esta niña y ¿la editaron? Me tiene irracionalmente enojada”.

“Encuentro esto repugnante y desagradable”.

Caroline por su parte, dice que está “simplemente muy molesta con que la foto este en todas partes”.

Una verdadera ridiculez que le hagan eso a fotos de niños, el problema es que no es la primera vez que pasa, la única ni será la última.

Te puede interesar