Por Felipe Costa
22 marzo, 2021

El niño le ponía apodos como “estúpido” o “imbécil” a sus compañeros, así que su madre lo mandó a la escuela con una camisa de la cual se avergonzara. La mujer dijo a ABC que hizo “lo que tenía que hacer para detenerlo”, pero algunos no estuvieron de acuerdo con que lo publicara en redes sociales.

El abuso escolar es algo que ya ha dejado de estar normalizado en muchos países. Está demostrado que un ambiente donde los niños generen relaciones violentas puede repercutir de manera negativa en aquellos que son amenazados por sus pares. En Estados Unidos sobre todo, casos de bullying han terminado en verdaderas masacres por medio de tiroteos, haciéndonos saber que se trata de un asunto serio y que debe ser combatido.

ABC

Afortunadamente los padres hoy son más conscientes de este tipo de comportamientos e intentan impedir que sus propios hijos los repliquen. Es por esto que una madre en Texas, decidió darle una temprana lección a su pequeño ni bien supo que parte de su tiempo, lo utilizaba molestando a otros en el salón y en el patio de la escuela.

La madre se enteró que su hijo le ponía apodos a sus compañeros, como “estúpido” o “idiota”, así que al día siguiente lo mandó a la escuela con una camisa que decía “Soy un matón”.

ABC

Star, que pidió identificarse únicamente con su nombre de pila, hablo para la ABC contando que publicó una fotografía de él en redes sociales no para avergonzarlo, sino para demostrarle a cualquiera de los padres cuyos hijos pudieron haber sido víctimas, que ya se encargaba de darle una lección y así  nunca más volviese a a ocurrir. “Hice lo que tenía que hacer para detenerlo“, agregó.

Sin embargo, la fotografía en la se le ve el rostro al niño, se difundió de todas maneras por Internet y algunas personas no se tomaron a bien el castigo mediático que usaba la madre, ya que estaría devolviendo con la misma mano lo que tanto critica en el hijo, pues ya enviarlo a la escuela con algo tan humillante podría ser considerado severo.

ABC

El Dr. Richard Pesikoff, psiquiatra infantil, contó que los castigos deben intentar hacerse evitando la exposición y que “mandarlo a la escuela con una camisa que lo humille puede terminar haciendo más mal que bien”.

ABC

Star, dijo que es una madre tradicional, que no intenta endulzarle la vida a sus hijos, pero tampoco se considera cruel. Cree honestamente que su niño “sobrevivirá” a este castigo y que con el pasar de los días ya ha demostrado un cambio sustancial en el trato hacia sus hermanas primas.

Puede interesarte