Por Leonardo Granadillo
15 abril, 2021

“Los niños no estaban muy contentos”, confesó Rebecca Rushworth, madre de Siena (7) y Frankie (5).

Seamos honestos, la pandemia del coronavirus nos está haciendo tener ideas que anteriormente jamás consideraríamos. Guste o no la modalidad de vida ha cambiado, probablemente en algún momento volvamos a la normalidad que tanto adorábamos, pero hay que adaptarse. Algo que ha considerado en Blackpool (Inglaterra) Rebecca Rushworth, quien hace ya algún tiempo tomó una decisión algo radical: deshacerse de algunos artículos de sus hijos, para darse un gusto.

Bien sabemos que como padres, debemos hacer de todo para que los niños estén felices, más en esta época que no pueden salir tanto como les gustaría. No obstante, eso no quiere decir que por una vez, una sola, no podamos pensar primero en nosotros.

Facebook: Rebecca Rushworth

Sienna de 7 años y Frankie de 5, no quedaron muy contentos al enterarse que su madre vendió los implementos de su especie de “cafetería de juguetes”, para armar un bar para ella y su esposo. La mujer de 34 años mostró muy orgullosa los resultados en Facebook, recibiendo apoyo por parte de sus amistades.

“He estado reflexionando sobre qué hacer con este espacio desperdiciado debajo de mis escaleras desde hace algún tiempo. Estoy en Pinterest todos los días, ¡y estas barras seguían apareciendo!, así que era obvio que tenía que hacerlo realidad. “¡Después de algunos vinos, reservé los carpinteros y vendí un poco de las cosas que habían allí (los juguetes de los niños) en eBay!”

–confesó Rebecca Rushworth a The Sun

Facebook: Rebecca Rushworth

No obstante como era de esperarse, hubo quienes la criticaron, pero ella no tardó en defenderse:

“Los niños no estaban muy contentos, quieren recuperar su tienda, pero yo la vendí en secreto. Ya no usaban la tienda y era un vertedero y un espacio desperdiciado”, indicó Rebecca a la misma fuente.

Facebook: Rebecca Rushworth

Estoy bastante seguro que rápidamente lo olvidarán, pronto crecerán y hasta disfrutarán del espacio. No seamos tan duros, a veces, también nos viene bien relajarnos.

 

Puede interesarte