Por Javiera González Ruiz
4 diciembre, 2018

Sus alumnos apenas tienen 6 años y sus padres están indignados.

Cuando llega diciembre, la mayoría de los niños comienza a sentir la magia navideña. Las tiendas y las calles están adornadas con esos motivos y cada día que pasa, aumenta la ansiedad por que llegue ese día tan esperando en que Papá Noel visite sus hogares y deje regalos… porque seamos honestos, los niños suelen interesarse solo por eso.

Pero una maestra sustituta de la Escuela Cedar Hill en Montville, Nueva Jersey, trató de opacar el espíritu navideño de los más pequeños, destruyéndoles poco a poco la inocencia de creer no solo en Papá Noel, sino que también en el conejo de Pascua y hasta el hada de los dientes.

Todo salió a la luz luego de que Lisa Simek, madre de un pequeño de 6 años, publicara desde su cuenta de Facebook lo que había estado haciendo la nueva maestra.

Pixabay (Imagen referencial)

Resulta que su hijo había regresado de la escuela muy triste porque la profesora les había contado que “Santa no es real y que los padres solo compran regalos y los ponen debajo de su árbol. Les dijo que los renos no pueden volar y que los elfos no son reales. El elfo en el estante es solo un muñeco de fantasía que tus padres mueven”.

Pero no se detuvo allí, la mujer también les dijo a los niños que el hada de los dientes, el conejo de Pascua y la magia no existen.

“Y les explicó que el hada de los dientes no es real porque mamá o papá simplemente se escabullen en la habitación en medio de la noche y ponen dinero debajo de la almohada, lo mismo ocurre con el conejito de Pascua”.

Pixabay (Imagen referencial)

Claramente la situación indignó a los padres, quienes la criticaron por ser adulta e intentar aplastar el espíritu navideño e inocente de 23 niños.

Tras el incidente, el director de la escuela, Michael Raj, envió una carta a los padres en la que afirmaba que había hablado con la maestra sobre su reprochable actitud, aunque sugirió que en caso de que los pequeños insistieran con sus dudas, hicieran lo posible para “mantener la inocencia infantil de la temporada”.

Pixabay (Imagen referencial)

Sin embargo, la Navidad aún no ha sido arruinada del todo, puesto que luego de que la historia se volviera viral, una clase de secundaria se ofreció como voluntaria para escribir cartas a los niños como si fueran enviadas desde el Polo Norte y así restaurar su creencia en Papá Noel, los renos y los elfos.

Al final… un nuevo milagro navideño.

Puede interesarte