“Sucedió una discusión en clase y debido a eso, ahora estoy despedida”, dijo la profesora Casey Scott, quien solo animó a sus estudiantes a expresar a través de banderas cómo se sentían, incluyendo su orientación sexual o identidad de género y así lo deseaban.

Ninguna persona merece ser juzgada por su orientación sexual o identidad de género, pero aún en la actualidad siguen ocurriendo casos de personas a las que les prohíben expresar sus gustos con libertad. Ese parece ser el caso de una maestra en Cabo Coral, Florida, al sur de Estados Unidos, quien fue despedida por motivar a sus alumnos a sentirse seguros con su identidad.

Esto ocurrió cuando la profesora Casey Scott realizó una actividad donde animó a los estudiantes a dibujar banderas de distintos colores. Algunos eligieron la bandera LGTBIQ+, mientras otros de colores que representa a la comunidad trans. Sin embargo, para los directivos esto rompía las reglas de la institución.

Casey Scott

Para Scott, muchos de sus estudiantes expresaban su propia sexualidad con la actividad, porque muchos se identificaron como no binarios, bisexuales y homosexuales, por lo cual consideró que era discriminación la decisión tomada por la escuela, la cual consideró que la docente no cumplió el plan de estudios obligatorio.

“Sucedió una discusión en clase y debido a eso, ahora estoy despedida“, expresó Scott, en conversación con NBC.

NBC

Luego Scott puso las banderas en la puerta del salón y de esta forma las autoridades se comunicaron con ella para reprochar la ocurrido.”Dijeron que lo mejor sería que me deshiciera de ellas ahora. Fui a la papelera de reciclaje. Agarré todas sus banderas y todos los niños me miraban. Y derrumbé sus banderas frente a ellos”, recordó.

Después de que le pidieron que se marchara a su casa, recibió una llamada donde le informaron que la escuela prescindiría de su contrato. Además, en conversación con los estudiantes, la profesora también confirmó ser pansexual (persona siente atracción sexual o emocional hacia otros sin importar su sexo o género).

Casey Scott

Esta situación ha sido rechazada por activistas LGBTIQ+ como Crystal Czyscon, quien expresó preocupación por la salud mental de los estudiantes de la profesora Scott.

Casey Scott

“Me gustaría ver una declaración de la junta escolar que reconozca que deben tener un consejero de salud mental que venga y hable con los niños afectados por sus acciones hacia esta maestra“, dijo.

Puede interesarte