Por Daniela Morano
29 marzo, 2019

La nueva escuela fue construida a partir de nada más que tierra y madera conseguida en los alrededores.

El calentamiento global es un hecho, aunque a mucha gente no le gusta creerlo. El planeta está siendo destruido a manos del ser humano y con cada año que pasa la situación empeora. En cualquier momento hasta nosotros mismos como especie desapareceremos y no habrá vuelta atrás. Es por eso que es tan importante tomar medidas ahora en el presente, para hacer un mejor futuro.

Alguien que se ha empeñado en esto es el arquitecto italiano Andrea Tabocchini, quien creó el proyecto InsideOut.

Andrea Tabocchini & Francesca Vittorini
Andrea Tabocchini & Francesca Vittorini

Conocida como la escuela de “adentro hacia afuera”, este edificio fue construido en tan sólo 60 días en Yeboahkrom, un pueblo rural en Ghana, África. Los fuertes vientos del pueblo habrían destruido la única escuela en la región, así que Tabocchini pensó en este proyecto que beneficiaría la vida de la gente además de adecuarse al clima del lugar.

Andrea Tabocchini & Francesca Vittorini
Andrea Tabocchini & Francesca Vittorini
Andrea Tabocchini & Francesca Vittorini

El proyecto que costó $13 mil dólares fue construido por voluntarios locales y de otros 20 países. Como no hay electricidad en el pueblo, InsideOut fue hecha a mano sólo con materiales posibles de encontrar en el área.

58 kilos de tierras fueron transportados manualmente y aproximadamente 3 kilos de madera moldeados para el edificio. La misma falta de recursos es lo que ayudó a que se pudiese crear una construcción cuyo propósito es la sustentabilidad.

Andrea Tabocchini & Francesca Vittorini

Además transparencia de su arquitectura permite que el lugar se adecúe a sus alrededores, haciéndose parte del pueblo más que una intervención externa.

 

Puede interesarte