Por Fernanda Peña
19 junio, 2017

“Era una broma para un amigo” no fue explicación suficiente.

Cuando atravesamos la adolescencia y las hormonas están en su máximo esplendor, poco o nada medimos las consecuencias de nuestros actos. Y esto fue precisamente lo que le ocurrió a esta chica de 14 años llamada Dania, quién pretendía esa noche tener una escapada “para algo más” que ver películas con su novio.

#onmyCELLPHONE#INMYDRIZZY#UKNOWILLANSWER

A post shared by TjGonzales (@tjgonzales45) on

Sin embargo, un error de cálculo terminó dejándola en evidencia. Dania envió los mensajes comprometedores al WhatsApp de su padre. 

Y no entraré a discutir cuál es la edad más apropiada para entregarse a los placeres de la vida (con protección), pero claramente Dania se apresuró un poco y su padre -como cualquier otro, bastante preocupado- reaccionó quitándole lo que, por esos días, era su mayor anhelo.

La discusión comenzó por este infortunado “wrong chat” que ningún papá quisiera recibir de su hija

Badabum

La imaginación de este papá voló, al igual que su furia…

Badabum

Y a la final no sólo se quedó sin celular, sino también sin la famosa fiesta de 15 años que esperaba con tanto anhelo…

Badabum

¡Qué mala suerte! Pero seguro que Dania aprendió una buena lección: cuando se vive con los papás, hay que sí o sí, seguir las reglas.

¿Te han pillado en algo similar?

 

 

Te puede interesar