El sujeto mentía sobre su identidad…

Malia Obama, la hija mayor de Barack Obama, tiene una brillante carrera en su futuro. La joven entrará en otoño a estudiar a la universidad de Harvard, pero no desperdició los valiosos meses de buen clima en Nueva York y aprovechó de hacer una pasantía en una empresa de producción fílmica.

A pesar de que quiere avanzar y hacerse un espacio profesional individual, Malia no puede escapar a las consecuencias de la importancia política de su padre y este miércoles sufrió las consecuencias: debió abandonar la oficina por una puerta lateral.

Splash News.

La causa fue un hombre en actitud sospechosa en las afueras del edificio, quien resultó ser un sujeto haciéndose pasar por ciego.

El hombre portaba una vara blanca y fue interrogado por agentes del Servicio Secreto por cerca de una hora, indica el Daily Mail.

Splash News.

Dicho diario detalla que le hicieron llenar una serie de documentos, le tomaron una fotografía y luego lo dejaron ir.

Malia abandonó el lugar y no habría vuelto a las oficinas hasta el día siguiente.

Splash News.

Debe ser una incomodidad constante tener que ser protegida por el Servicio Secreto, quienes revisan todos los entornos de la joven.

Esperamos que no siga viviendo situaciones como esta en su pasantía ni en su futuro paso por la universidad.