Por Alejandro Basulto
22 noviembre, 2019

Incluso llegó a comprar un mismo regalo dos veces por error.

Stancey Rosewarne es una mamá de 38 años, que vive en Taunton, en Gran Bretaña. Y lo que le hace a ella diferente a muchas otras madres, es su obsesión por la Navidad. Porque habrán quienes dicen que lo más importante de esta fecha es tener un tiempo para compartir con la familia y pasar horas conversando sobre asuntos familiares. Pero para Stancey, la Navidad no solo significa eso, sino que también, significa darle muchos y los mejores regalos a sus queridos hijos.

Stacey Rosewarne

Ya que está mamá de tres niños: Amber, de 13 años, Jacob, de siete años y Ebony, de seis. Comenzó a buscar regalos para Navidad en septiembre, llegando a gastar 898 dólares estadounidenses para los obsequios que con mucho cariño le dará a sus amados hijos.

Stacey Rosewarne

Sin embargo, no se detuvo ahí, debido a que después de gastar esa cantidad de dinero, aumentó sus gastos a 2500 dólares en regalos, y subiendo, debido a que asegura que su meta es gastar hasta 5.133 dólares en sus queridos niños.

Stacey Rosewarne

Porque está mamá británica, tiene pensado regalar 100 regalos a cada uno de sus hijos. Es decir, 300 regalos para una sola Navidad. Una cantidad impresionante, que hace dudar si sus hijos alcanzarán a disfrutarla a plenitud. A pesar del esfuerzo de su madre, quien es una trabajadora de apoyo que se ve obligada a ordenar y limpiar profundamente su casa cada año con tal de hacerle un espacio a la montaña de regalos que le compra a sus hijos.

Stacey Rosewarne

“Estoy un poco preocupada porque mis hijos no puedan acomodar los regalos en sus habitaciones (…) A veces he comprado accidentalmente lo mismo dos veces y no lo sé hasta que llego a envolverlos a todos (…) Mi mayor desafío este año ha sido tratar de encontrar algo para mi hija mayor, Amber, porque quiere más tecnología y cosas de marca que son bastante caras. Ya no puedo conseguirle la última Barbie”

– declaró Stacey a The Sun.

Stacey Rosewarne

Esta mamá y compradora compulsiva, afirma que esto viene de familia, porque su mamá siempre le compraba a ella y a sus hermanos docenas de regalos, debido a que se sentía culpable por trabajar tanto y no pasar tanto tiempo con ellos. Y para cada Navidad, Stacey siempre tiene ahorrado dinero en efectivo para la fecha, además de que sabe de páginas para comprar más barato y siempre está al tanto de las ofertas en las tiendas. Sabe que de esta manera malcría a sus hijos, pero se defiende diciendo que solo sigue la tradición de su madre, en la que pasaban el día en familia y abriendo regalos.

Puede interesarte