Por Vicente Quijada
7 agosto, 2018

El “Pelusa” aún sueña con volver a dirigir la albiceleste. ¿Regresará?

“En agosto la Selección Argentina debe tener técnico”, lanzaba hace un par de semanas Claudio “Chiqui” Tapia, el timonel de la máxima entidad del fútbol argentino. Sin embargo, ya va una semana desde que se inició dicho mes y el futuro del banquillo albiceleste aún es incierto. “Averiguamos por Guardiola, pero es muy difícil. Lo analizamos. Pero nunca pensamos que económicamente iba a ser tanto. Tendríamos que hipotecar todo”, comentó hoy el directivo, en referencia al más difícil de los candidatos.

Aún así, todavía quedan Mauricio Pochettino, Diego Simeone y Marcelo Gallardo como opciones para asumir el “fierro caliente” que significa la Argentina, tras su traumática eliminación de la Copa del Mundo y el éxodo de algunos referentes como Mascherano. Empero, hay uno que estaría feliz de sentarse allí, a pesar de los conflictos, y que incluso está molesto por su ausencia en la grilla de los candidatos a asumir: Diego Maradona. 

El “Pelusa” se realizó una intervención odontológica hace poco, razón por la cual ha dejado de estar tan activo en los medios y ha utilizado sus redes para disparar contra la prensa argentina. “Con respecto a la selección argentina, quiero decir que me jode que algunos periodistas no me incluyan entre los posibles técnicos”, comentó el campeón del mundo en 1986.

“Mientras me operaban, escuchaba al Chavo Fucks, por ejemplo, y ni siquiera me nombró entre los posibles candidatos. Yo me acuerdo de sus comienzos, cuando yo todavía jugaba, y pareciera que ahora él ya no me conociera”, agregó, apuntando a dicho reportero. “Y lamento que tampoco me tengan en cuenta algunos diarios argentinos, que sí hablan de otros ex técnicos de la selección, pero no de mí”, prosiguió el ex seleccionador, quien en su paso por la albiceleste cosechó 18 triunfos y 6 derrotas, sin empates. 

Es más, hace 8 meses el “10” también sacó a relucir sus credenciales con la selección argentina, sentándolo como argumento para volver al banquillo en detrimento de Sampaoli, en ese entonces. Con un 75% de rendimiento, el ex futbolista y actual presidente del Dynamo de Brest de Rusia está entre los mejores seleccionadores de la Argentina, pero se le recuerda por su agónica clasificación ante Uruguay y la dolorosa eliminación ante Alemania en cuartos de Sudáfrica, donde cayó por 4 goles a 0. 

“De todas maneras yo tengo un contrato de 3 años, y el Dínamo tiene mi palabra. Aunque yo por la selección doy la vida”, recordó el Diego, quien ha acaparado portadas últimamente, pero no precisamente por su desempeño deportivo, sino que por sus innumerables escándalos y su mal comportamiento durante el certamen en Rusia.

AP

¿Volverá al banquillo albiceleste alguna vez?

 

Puede interesarte