Por Diego Cid
26 mayo, 2017

A nadie le pareció correcto.

Uno de las características principales que deben demostrar las personas a cargo de un país es la preocupación por sus ciudadanos y la calidad de vida que estos tienen. No sólo a nivel de las típicas acciones de caridad que usualmente se hacen con intereses políticos, sino que de verdad demostrar que se preocupan por la desigualdad social.

Seamos sinceros: pocos presidentes lo han hecho de forma completa en el último tiempo. Esto no significa que no sea abusivo reprochar a la clase trabajadora sobre los beneficios que se obtienen al tener un nivel socioeconómico más alto. Es por eso que una de las actitudes de Melania Trump ha sido tan cuestionada y criticada. Sucedió durante la gira internacional que realiza junto a Donald Trump, mientras se encontraban en Catania, Italia, en el marco de las actividades de la cumbre del G7.

Fue esa mañana cuando Melania Trump tomó una terrible decisión: el uso de una bellísima chaqueta floreada.

No sería problema de no ser porque es una Dolce & Gabbana que vale $51.500 dólares. Sí, leíste bien. Podrá tener muy buen gusto, pero muchos ciudadanos norteamericanos la criticaron por usarlo mientras cumple sus responsabilidades como Primera Dama y que es inconsecuente frente a la preocupación por su pueblo, considerando que eso es lo que gana una familia de dicho país en un año.

Seamos claros, cada uno tiene el derecho de vestir lo que quiere y los Trump son millonarios, por lo que se pueden dar el gusto de gastar su fortuna en lo quieran. Pero sí, envía un mensaje bastante erróneo respecto a sus prioridades, percepción del mundo y justicia social.

 

En ese caso, ¿qué opinas tú de que haya vestido esta bella -pero carísima- pieza?

Puede interesarte