Este joven artista, de 27 años, es mexicano y gracias a sus estudios, tuvo la oportunidad de estar una temporada “haciendo satélites” en la NASA. Pero hoy es conocido más en las radios por temas musicales como “Oye mujer”.

A sus 27 años, Edmundo Gómez, alias “Raymix”, puede decir que ha visto de todo. Ya que tras crecer en el humilde poblado San José del Vidro, en el Estado de México, después tuvo la oportunidad de estudiar ingeniería aeronáutica, la que posteriormente le abrió otra puerta: la de trabajar en la NASA.

“Me llegó la oportunidad de irme a la NASA a hacer una estancia. Imagínate. ¡La NASA! No manches, tuve que escoger, y me fui a hacer satélites”

– dijo Edmundo Gomez a Vice.

Cortesía de Raymix

Pero solo duró un año allá, “haciendo satélites” como él dice. Debido a que lo suyo era la música. Y más precisamente, la electrocumbia. Género en el que incursionó e irrumpió con fuerza con su éxito “Oye mujer”, con el que obtuvo 450 millones de reproducciones en Youtube y un contrato con la productora discográfica Universal.

“La oferta de Sony Music no me interesó y la de Warner estuvo peor. Fue Universal quien me ofreció un buen convenio y aquí estoy”

– explica Raymix a Vice.

Su incursión en la música fue desde temprano. En una iglesia aprendió a cantar y tocar batería, órgano y guitarra. Él dice que no era muy bueno, pero tenía ritmo. Posteriormente recibió un controlador midi que le permitió hacer música enserio. La electrónica, la que le valió ser dado a conocer por el mismo Armin Van Buuren.

Pero posiblemente, lo que más le marcó, fue la dura crianza musical de su padre. Ahí fue cuando tuvo su primer acercamiento a la música y al sonido del rancho, sin olvidar que también fue cuando aprovechó de crear música electrónica.

“Mi padre tuvo, como yo, una educación de rancho, muy estricta. Él era grupero y me prestaba su teclado bajo la amenaza de que era un aparato muy caro. Y cuando me equivocaba al tocar, órale, me daba uno y otro chingadazo. Me enseñaba canciones de Los Tigres del Norte que yo tocaba cuando él se acercaba a inspeccionarme, pero apenas se iba me ponía a hacer mis cosas. Tenía yo diez años de edad y ya hacía música electrónica”

– relató Raymix.

Tras una temporada en la NASA, conoció la cumbia gracias a un amigo. “Me fascinó aquel cochambre. Esa suciedad contrastaba con el lugar donde me encontraba en ese instante: un laboratorio impecable, lleno de doctores e ingenieros. Pura pulcritud y yo con esa cumbia sonidera”, contó Edmundo. Dejó de hacer satélites y se dedicó a la música.

Fue así como encerrado con su controlador midi y escuchando cumbia, le vino la inspiración para crear su mayor éxito, “Oye mujer”.

“Y, asumecha, no me gustó lo que hice; me encantó. Sonaba comercial, sonaba erótico, sonaba muy bien”

– contó Raymix.

De ahí vino toda la fama. En la edición 2019 de los Premios Billboard salió victorioso en la categoría Canción Regional Mexicana del Año. Sin olvidar que después tuvo la oportunidad de reeditar su exitoso tema “Oye mujer”, para cantarla junto a Juanes.

Definitivamente la vida a veces da vueltas en 360º que uno nunca podría haber visto venir.

Puede interesarte