Por Daniela Morano
15 abril, 2019

La catedral de Notre Dame quedó intacta tras la Revolución Francesa, el nazismo y dos guerras mundiales. Nunca había sufrido un incendio, hasta hoy.

Hace tan sólo un par de horas la devastadora noticia de que la famosa catedral de Notre Dame en París se incendió por completo devastó al mundo. Esta fue construida en 1163, y desde entonces que se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos no sólo de Francia sino que del mundo entero. Y no sólo por su arquitectura, sino por su importante rol en la historia tanto cultural como religiosa de la ciudad. 

Para su construcción se utilizaron 13 mil robles de 300-400 años de antigüedad, los que sostenían la estructura principal de la catedral. La cantidad de madera utilizada es equivalente al número de árboles encontrados en el Parc de Bercy, un área de casi 14 hectáreas. Es decir, la catedral era prácticamente un bosque, y por eso se le llamaba coloquialmente el «Bosque de Notre Dame».

Las campanas de la catedral también estaban entre las más famosas de Europa. Cada una tenía su propio nombre: Marie, Emmanuel, Gabriel, Anne-Geneviève, Denis, Marcel, Etienne, Benoît-Joseph, Maurice, and Jean-Marie. La más grande, Emmanuel, pesaba sobre 1300 kilos.

En cuanto a su importancia religiosa, en la catedral se podían encontrar la Corona de espinas, un fragmento de la cruz donde habría sido sacrificado Cristo y uno de los clavos utilizados.

AP

Debido a las restauraciones que estaban siendo realizadas en la catedral, el jueves pasado 16 estatuas de los apóstoles fueron retiradas del lugar. Un pequeño milagro en medio de las millonarias e históricas pérdidas sufridas el día de hoy.

Twitter Maeterlinck

Fue también ahí donde se realizó la beatificación de Juana de Arco y donde se coronó a Enrique VI de Inglaterra durante la guerra de los Cien Años.

La catedral además se hizo famosa culturalmente por su aparición en importante obras de literatura como «Nuestra Señora de París», de Victor Hugo. Fue a partir de esta obra que se creó «El Jorobado de Notre Dame», la famosa película de Disney estrenada en 1996.

Disney

No hay que olvidar las famosas gárgolas, sentadas en las cornisas de la iglesia, representando a demonios huyendo de la iglesia y como supuestos espantapájaros de malos espíritus.

Una clásica leyenda es la de Juana de Arco. Se cuenta que la noche que fue llevada a la hoguera las gárgolas despertaron y arrasaron la ciudad. Desde las cornisas de Notre Dame, habrías visto como moría una inocente y decidieron vengarla. Así, al día siguiente, cientos de cadáveres habrían aparecido en el suelo. Estos habrían pertenecido a las personas que ayudaron a sacrificarla.

iStock

Los datos curiosos son muchos y demuestran que el incendio presenciado hoy en la simbólica construcción no fue sólo un incendio: fue la destrucción de una parte cultural importantísima en la historia de la humanidad.

 

Puede interesarte