Por Andrés Cortés
9 abril, 2018

Cuando leas su plan, te hará mucho sentido.

La tecnología cada día nos trae más avances y pareciese que no se detendrá. A día de hoy el servicio de la “nube” que nos permite alojar archivos en internet y sincronizarlos con nuestros teléfonos móviles u otros dispositivos, parece extenderse incluso al cerebro humano. O al menos así lo señala una empresa que promete conectar cerebros humanos en internet.

Y aunque no lo creas, ya existe una lista de espera de 25 personas para someterse a este proceso.

El empresario Sam Altman sería el último de esta llamativa lista que busca estar en línea, literalmente. Lo que no habíamos mencionado es que para realizar este proceso, hay un pequeño costo: la persona debe morir en un proceso muy similar a un “suicidio asistido”, de acuerdo al sitio Unilad.

Si bien la idea principal de la empresa Nectome, quien ofrece este llamativo servicio es “conectar a las personas con enfermedades terminales a una máquina para bombear su mezcla de sustancias químicas mientras ‘todavía  están vivos'”, algunos como el señor Altman desean acelerar este proceso, aunque le cueste la vida. Y claro, este proceso no es gratuito, pues el señor Altman deberá pagar la suma de 10mil dólares por permanecer en línea, por la eternidad.

Sam Altman habló con Technology Review y contó que se encuentra bastante seguro de que su mente será digitalizada.

“Mi cerebro se cargará en la nube.

En este momento, cuando una generación de personas muere, perdemos toda su sabiduría colectiva. Puede transmitir conocimiento a la próxima generación.”

Sam Altman

AP

Technology Review informó la “seriedad” que existiría en la empresa Nectome pues sus ejecutivos junto a un patólogo habrían pasado varias semanas en una localidad esperando para comprar un cuerpo recién fallecido para comenzar con las pruebas. Sí, leíste bien, un comprar cuerpo recién fallecido.

“En febrero obtuvieron el cadáver de una anciana y pudieron comenzar a preservar su cerebro solo a 2,5 horas de su muerte. Fue la primera demostración de su técnica llamada ‘criopreservación estabilizada con aldehído’, en un cerebro humano.”

-Technology Review

Sam Altman

A post shared by Vladimir (@vladimir.milkovich) on

¿Qué es lo que sigue?

Como mencionábamos al comienzo, la tecnología avanza a pasos agigantados. Hace 17 años se estrenó la película Matrix (cuidado, spoiler), la cual hacía mención a granjas de humanos utilizados como baterías, mientras sus mentes vivían en una realidad simulada por una computadora.

Sin lugar a dudas este fue un precedente para la tecnología que vemos hoy, en donde esta empresa ya comenzó con los experimentos para conectar una mente humana en línea.

¿Cuánto faltará para que nuestros ojos dejen de observar la realidad que conocemos y sólo seamos capaces de ver números?

.

Puede interesarte