Por Diego Aspillaga
26 mayo, 2020

Aparte de ser grabada engañando a los policías sobre un crimen de raza, esta mujer también fue duramente criticada por ahorcar a su perro por minutos durante la confrontación. Ahora deberá pagar por sus actos y enfrentar las millones de recriminaciones en su contra.

Parecía una tarde como cualquier otra en el Central Park de Neuva York, Estados Unidos. Christian Cooper, un ávido fanático de las aves y entusiasta de la naturaleza, aprovechaba de pasear durante la cálida tarde de domingo cuando se topó con una mujer cuyo perro estaba sin correa y corría por el lugar rompiendo la cuidada vegetación del lugar.

Pixabay

Luego de ver que el sector del parque en el que estaban prohibía tener a mascotas sin amarras, el hombre decidió pedirle gentilmente a la mujer que hiciera caso a las reglas y amarrara a su perro, esperando que esto no fuera más que una equivocación por parte de ella que se solucionaría rápidamente.

Lo que nunca espero es que el malentendido escalara en una confrontación con tintes racistas que incluiría el maltrato animal y mentiras a la policía.

Así sucedió luego de que esta mujer blanca llamara a la policía y acusara falsamente a Cooper de amenazarla a ella y a su perro, tal y como se ve en imágenes virales publicadas en las redes sociales el lunes. El hombre dijo que la confrontación comenzó cuando le pidió que pusiera a su perro con una correa.

@melodyMcooper

El video comienza con la paseadora de perros, más tarde identificada como Amy Cooper, arrastrando a su perro por el collar hacia el hombre y exigiéndole que deje de filmar.

«Por favor, no te acerques a mí», se escucha repetidamente al hombre mientras se acerca. Ella, en tanto, le pide que deje de filmar varias veces y luego amenaza con llamar a la policía y mentirles sobre lo que estaba pasando, publicó el Huffington Post.

«Les diré que hay un hombre afroamericano amenazando mi vida», dice ella,  a lo que el hombre responde «por favor diles lo que quieras».

@melodyMcooper

Luego, en su teléfono, la mujer procede a mentirle a la policía frente a la cámara, poniendo voz de víctima y diciéndole a la operadora del 911 que «hay un hombre, afroamericano, tiene un casco de bicicleta, me está grabando y amenazando a mí y a mi perro».

El video, publicado en Facebook por el hombre, Christian Cooper, y en Twitter por su hermana, Melody Cooper, ha sido visto por más de 31 millones de veces desde el lunes y ha provocado una indignación generalizada debido a la vil mentira racista que contó para ganar una discusión verbal y al abuso al que sometió al animal en el proceso. 

Un portavoz de la policía de Nueva York dijo que el NYPD fue llamado al Central Park Ramble para recibir un informe de un asalto justo después de las 8 a.m.del lunes. Al llegar, determinaron que dos personas se habían involucrado en una disputa verbal. No hubo delitos ni arrestos, dijo el portavoz.

@melodyMcooper

Amenaza letal y maltrato animal 

Como era de esperar, el incidente fue recibido con una reacción violenta en las redes sociales debido a la forma en que la mujer mintió a la policía sobre ser atacada por un hombre afroamericano a pocas semanas de que un hombre negro fuera asesinado por ex policías a plena luz del sol: ella quería infligirle la mayor cantidad de daño posible.

«Vivimos en una época de Ahmaud Arbery donde los hombres negros son asesinados a tiros debido a las suposiciones que la gente hace sobre los hombres negros, los negros, y simplemente no voy a participar en eso», dijo la hermana del afectado.

Por su parte, la mujer protagonista del video, Amy Cooper, le dijo a NBC New York que reaccionó exageradamente. Ella afirmó que Christian Cooper estaba gritando y dijo que se sentía amenazada porque no sabía qué había en las golosinas para perros que traía consigo.

«Le pido disculpas sincera y humildemente a todos, especialmente a ese hombre, su familia», dijo a la estación de noticias en una llamada telefónica. «Fue inaceptable y pido disculpas humildemente a todos los que han visto ese video, a todos los que se han ofendido … a todos los que piensan en mí con menos luz y entiendo por qué lo hacen».

La compañía de administración de inversiones Franklin Templeton, que los usuarios de las redes sociales identificaron como el empleador de Amy Cooper, emitió una declaración el lunes por la noche que su empleada había sido puesto en licencia administrativa mientras se investigaba el incidente y este martes se anunció su despido.

@melodyMcooper

En tanto, el refugio de animales que le había entregado al perro a la mujer lo requisó de vuelta y anunció acciones legales por maltrato animal luego de verla ahorcar al perrito cocker por varios segundos mientras hacía sus acusaciones falsas a la policía. 

Puede interesarte