Por Diego Cid
7 noviembre, 2017

Una cosa es que sea un pene, ¿pero subirlo hasta casi 2000 metros de altura? Parece algo de marcianos…

Algunos pensarán que es algo totalmente grotesco y que no merece en lo absoluto ningún tipo de reconocimiento. Otros, que es la obra de alguna persona talentosa y visionaria que supo realizar una escultura que no es tan llamativa sólo por su forma, sino por el lugar en que apareció y lo complejo que debió ser situarla en dicha locación.

Un grupo de escaladores se sorprendió bastante cuando encontraron esta particular escultura en la cima del monte Oetscher, que se eleva hasta los 1893 metros en los Alpes de Austria.

Las fotos fueron difundidas por la blogger Marika Roth y han generado una investigación de parte de las autoridades para dar con el autor.

CEN

Las autoridades aún no deciden qué hacer al respecto, pero de no encontrar al autor será probablemente cedida a los dueños de las tierras, que podría ser la Orden de monjes cisterciences en Lilienfeld, lo que sería bastante incómodo de asimilar, dada la estructura fálica de la obra.

Un hecho inesperado fue que la zona y la montaña experimentaron un aumento considerable del turismo, con escaladores viajando por sí mismos a verla. Así mismo, una centro de ski cercano se ha beneficiado de este incremento y le agradecen al autor anónimo de la obra, a quien le ofrecen un pase de temporada si es que aparece.

CEN
CEN

Ahora todos quieren saber cómo alguien fue capaz de llevar semejante escultura hasta la cima de la montaña y evitó ser detectado.

Los agradecidos por este pene de madera incluso quieren ayudar al héroe enmascarado a asegurar la obra en caso de tormentas.

7 alimentos cuyo origen es horrible. No volverás a verlos de la misma forma (mucho menos comerlos)

No te lo pierdas