Por Camila Cáceres
8 septiembre, 2017

Lugareños dieron aviso a la policía.

Los habitantes del municipio de Tlalnepantla, en Mexico, se llevaron un susto de muerte cuando una pequeña parte de las murallas ubicadas bajo un puente vehicular cedió misteriosamente, dejando a la vista 16 ataúdes de adulto y tres para niños, según reporta el diario Excélsior. Nadie sabe aún cómo se hizo el agujero.

Llamaron rápidamente a la policía para dar aviso y fue tarea de los pobres oficiales abrir los féretros.

Afortunadamente… estaban todos totalmente vacíos.

En efecto, según confirmó a los medios el director de Servicios Urbanos del ayuntamiento de Tlalnepantla, el lugar habría conectado con una bodega donde guardan implementos donados por personas que escogen crear para sus difuntos y así las personas de escasos recursos o víctimas no reconocidas puedan ser sepultados.

Me gustaría decir que es un lindo descubrimiento, ¿pero te imaginas encontrarte con algo así por accidente?

Te puede interesar