Cuando lo extrajeron para una tradicional ceremonia budista, el cuerpo parecía no llevar más de 36 horas muerto.

¿Existe la vida después de la muerte? Si la respuesta es sí, entonces probablemente este monje lo esté pasando de maravilla. Prueba suficiente de esto es que al momento de desenterrarlo para llevar a cabo la exhumación, lo encontraron con una mueca en la cara muy parecida a una sonrisa.

AsiaWire

Luang Phor Pian, originalmente de Cambodia, murió el 16 noviembre en Bangkok a la edad de 92 años. Este monje pasó la mayor parte de su vida como un gurú budista y espiritual en Lopburi, Tailandia. Al morir, devolvieron su cuerpo al templo en donde había servido. Esta semana sus seguidores fueron a este templo para sacar el cuerpo del monje del ataúd. Esto para llevar a cabo una ceremonia budista típica.

AsiaWire

Se llevaron una grata sorpresa al descubrir que el cadáver se había conservado casi intacto y que además parecía tener una especie de sonrisa en la cara. Quienes estaban observando todo este acontecimiento maravillados sacaron fotos para las redes sociales.

AsiaWire

Según diarios locales que cubrieron la noticia, el cuerpo parecía no llevar más de 36 horas muerto. La tranquilidad y paz que transmite la cara y cuerpo del monje es evidencia suficiente para sus seguidores de que alcanzó el nirvana.

AsiaWire

Esta es una foto del monje antes de morir, como referencia. Los monjes continuarán rezando por él hasta que se lleve a cabo una ceremonia final en el día 100 del aniversario de su muerte.

Puede interesarte