Por Catalina Yob
13 septiembre, 2017

Tanto los padres de los jóvenes, como las autoridades de Irlanda del Norte buscan una fórmula que logre disminuir las cifras negras instaladas en el país y las cuales encuentran su origen en estos fallecimientos.

La muerte de Stephen Ferrin de 31 años de edad no sólo ha logrado conmocionar a la comunidad de Irlanda del Norte a raíz de su corta edad o la forma en que se produjo su deceso, sino que también ha influido el hecho que alude al fallecimiento de sus dos hermanos menores de 24 y 19 años, el cual se produjo hace tan sólo un par de años. 

La semana pasada, los padres de Ferrin reportaron al joven padre como desaparecido, investigación que se prolongó por aproximadamente una semana. Al séptimo día, la policía logró dar con la ubicación de Stephen, sin embargo al día siguiente fue encontrado muerto al interior de su domicilio, el que compartía junto a su pareja y su pequeño hijo. 

Christopher Ferrin

La tragedia agrava la devastadora situación instalada hace un par de años en la familia Ferrin, la cual debió lidiar con la muerte de sus hijos: Niall de 19 y Kieran de 24, quienes también decidieron quitarse la vida hace tan sólo un par de años y tras haber sido víctima de bullying por parte de sus compañeros de escuela. Pero como si fuera poco, un sobrino de los padres afectados se quitó la vida de la misma manera el año pasado, teniendo tan sólo 19 años.

La irreal situación que hoy vive la familia ha logrado avivar el debate de las brutales cifras de suicidio que existen actualmente en Irlanda del Norte. De acuerdo a las cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales, Irlanda del Norte posee la tasa de suicidio más alta en el Reino Unido, alcanza sus mayores cifras en el año 2015 con alrededor de 20 muertes por cada 100.000 habitantes.

Christopher Ferrin
Christopher Ferrin
Christopher Ferrin
Christopher Ferrin

Los cuatro jóvenes fueron víctimas de bullying, a raíz de lo cual sufrieron severos daños a nivel mental que desencadenó su fatal deceso. La situación reabre el debate sobre la necesidad de instaurar clínicas de salud mental que ayuden a quienes sufren de depresión, lo cual también pone de manifiesto el poco interés que yace desde las autoridades sobre este tema, ya que a nivel nacional sí existen recursos suficientes para llevar a cabo dicha encrucijada. 

 

Te puede interesar