Por Mariana Meza
19 febrero, 2021

Georgina Aldridge, madre de Jess, dio rienda suelta a su romance con el padre de sus dos nietos, Ryan Shelton, el día en que su hija regresó del hospital luego de convertirse en madre por segunda vez. “Estoy enamorado de Georgina y no me importa quién lo sepa”, dijo Ryan.

Ya te contamos en detalle lo que le sucedió a Jess Aldridge (24), una mujer que fue traicionada por su novio y por su propia madre el día que su hijo nació. Llegó a su casa de vuelta del hospital y la nueva pareja se había escapado junta porque, según dicen, se enamoraron. Bueno, hoy te traemos la otra versión de esta historia digna de película. Resulta que Georgina (44) y Ryan (29) se defendieron y ella salió a decir que “esas cosas pasan”.

Jon Rowley

En Inglaterra están vueltos locos con la historia que involucra a este particular trío. Y no es para menos, Georgina Aldridge (44) traicionó a su hija Jess (24) e inició una relación con quien es su ahora ex yerno y padre de sus dos nietos, Ryan Shelton (29). Y lo hicieron publico en Facebook. Les gusta el drama.

Jess confirmó sus sospechas el 30 de enero, día en que regresó del hospital junto a su hijo recién nacido y se percató que su mamá, y su ahora ex novio, se fueron a vivir juntos para dar rienda suelta a su amor. Según consigna The Sun, la nueva pareja se fue a la casa de la hermana de Georgina, ubicada a unas 30 millas de distancia (48 kilómetros aprox.) de donde vive Jess y sus dos pequeños bebés, mientras buscan el que sería su hogar definitivo.

Doug Seeburg – The Sun

“No me importa lo que piensen todos, estoy enamorado de Georgina y no me importa quién lo sepa”, dijo Ryan y agregó que “las opiniones de otras personas no me molestan en absoluto. Sé lo que pasó. Hay dos lados en cada historia y sé la verdad detrás de todo esto”.

“No a todo el mundo le gustará lo que pasó, pero no es de su incumbencia. Hay más en esta historia de lo que piensas, pero eso es todo lo que quiero decir”, continuó Ryan.

Andrew Lloyd

La nueva relación también repercutió en amigos y familiares, quienes al ver una publicación que ahora fue eliminada, manifestaron su enojo y uno de ellos escribió “follar con el novio de tu hija es un rencor que muchas personas guardarían para siempre, te equivocas”, consigna The Sun.

Por su parte, ni a Goergina ni a Ryan parece importarle las repercusiones que ha causado su fogosa relación. Es más, el pasado día de San Valentín, la mujer de 44 años publicó una foto con un ramo de flores que le regaló su novio de 29 años. Él, quien la llama Wilma de cariño, escribió “de nada, hermosa”.

Jess Jane Aldridge / Facebook

“Es horrible, todos están atónitos. No podemos creer que Georgina haya dejado a su marido y se haya ido con alguien 15 años menor que ella”, confesó un cercano al medio británico.

Por su parte, Jess le contó a The Sun que “todavía estoy furiosa porque piensan que pueden simplemente huir juntos y dejarme a cargo de dos niños pequeños. Estoy incrédula, mamá todavía no se ha molestado en pedir perdón”. Es más, cuando se atrevió a enfrentarla, Georgina le respondió que “no podemos evitar de quién nos enamoramos”.

Cuando recién se conoció la historia, Jess contó al mismo medio que cuando los tres vivían juntos ella sentía que algo extraño pasaba. “Una vez, pillé a Ryan tocando el trasero de mi madre y él solo dijo que estaba tratando de que ella se apartara de su camino. Tenía la sensación de que algo estaba pasando, pero nunca quise creerlo. Eso fue asqueroso. Ella usaría estos vestidos cortos y estaría muy sensible con él en el sofá”, recordó la joven madre en esa oportunidad.

Jess Jane Aldridge / Facebook

Como ya te contamos, Georgina y Ryan están viviendo temporalmente en la casa de la hermana de ella, Charlie Floyd. Un vecino que habló con la mujer y que fue consultado por The Sun contó que sintió que no los podía dejar en la calle.

Lo que se sabe hasta ahora es que están durmiendo en el sofá y “aparentemente han encontrado un nuevo lugar para alquilar, pero no estará listo hasta fin de mes”, según contó el vecino, quien también agregó que “Charlie me dijo el otro día, ‘¿Qué se suponía que debía hacer? No podía rechazarlos'”.

Puede interesarte