Por Alejandro Basulto
11 enero, 2021

Esto ocurrió en Fortaleza (Brasil), siendo ella retenida por sus victimarios como rehén en la maleta. Su ingenio le salvó la vida.

Un impactante y terrorífico hecho ocurrió en Fortaleza, Brasil. Ya que lugareños y la Guardia Municipal a cargo del sector, fueron testigos de un secuestro en auto que si no fuera por la oportuna reacción de un conductor que andaba cerca del vehículo, hubiera terminado de manera trágica, con un funeral incluido.

Y es que tres adultos y una adolescente fueron detenidos después de tener como rehén a una joven de 19 años en el maletero de un automóvil. Mujer que pudo ser rescatada gracias a que logró sacar su mano del vehículo.

Imagen de referencia / iStock

Al momento en que la víctima logró asomar su extremidad por la maleta del automóvil, otro conductor que justo transitaba por ese lugar, se vio alertado por el pedido de ayuda de la mujer, acercándose con prontitud a un equipo de la Guardia Municipal de Fortaleza, que se encontraba en el barrio Panamericano en las afueras de la capital cearense. El civil denunció el crimen y de esa manera los efectivos policiales llevaron acabo el arresto.

“Un auto se detuvo y ya se acercó a los guardias. El hombre estaba bastante desesperado. Entonces la persona mostró la foto [de la mano fuera del baúl del vehículo]. De inmediato, los guardias hicieron la debida diligencia para encontrar el vehículo (…) La razón por la que la habrían secuestrado fue porque la joven había sido vista con el responsable del asesinato del primo de la adolescente que estaba con el grupo durante el crimen”.

– explicó Paulo Martins, de la Guardia Municipal de Fortaleza, a UOL

Imagen de referencia / iStock

Según informó la agencia de seguridad, la joven de 19 años fue secuestrada cuando se encontraba en el centro de la ciudad de Fortaleza. Tras intimidarla y raptarla, la llevaron a un estacionamiento en el mismo poblado, donde la torturaron con un trozo de madera y la patearon. Crimen que tendría como motivación la venganza.

UOL

En el vehículo en el que la víctima se encontraba en estado de rehén, habían armas y municiones. Finalmente, dos hombres y una mujer serán imputados por los delitos de tortura, asociación ilícita, posesión ilegal de armas y secuestro. Mientras que la adolescente fue remitida a la Comisaría de Niñez y Adolescencia, en la que será blanco de medidas socioeducativas.

 

Puede interesarte