Por Maximiliano Díaz
21 febrero, 2018

Eso, sin contar que mató a perros y gatos que las familias tenían como mascotas.

Adrienne Satterly tiene 41 años, hace muy poco se divorció, y en el juicio por la separación de los bienes, el juez falló a favor de su ex esposo. Entregándole la casa que habían comprado juntos, y donde habían vivido durante muchos años. Así que Satterly, prácticamente incapaz de aceptar lo que había sucedido con el lugar al que ella llamaba hogar, decidió que, si no era suyo, no sería de nadie.

Hiram Police Department

Así fue que se le ocurrió un macabro y funesto plan, que se le terminó saliendo de las manos.

Paulding County Fire and Rescue

Adrienne está acusada de haber apilado un montón de cojines en el piso de la cocina, y prenderles fuego antes de abandonar el lugar por última vez. Al principio, todo fue tal y como ella lo había planeado: esa noche, sus vecinos dormían, y ella caminó tranquilamente acompañada de sus dos gatos hasta un Walmart. Ahí, llamó al 911 para alertarlos del fuego, y pedir que la recogieran, pues tenía «un gatito pequeño y un maletín», y quería que alguien la alejara del lugar.

Antes de que Adrienne se diera cuenta, todo se había salido de control. Cerca de 30 personas fueron necesarias para combatir el fuego. Debieron evacuar el vecindario, y desde la calle se podía ver cómo las personas, desesperadas, intentaban salvar sus casas, o rescatar algo de lo que les quedaba ahí dentro. 

Atlanta Red Cross

Para cuando los bomberos habían logrado acabar con el fuego, ya era demasiado tarde para muchos: había destruido 4 casas (por completo, dejando a esas familias sin nada), y dañó considerablemente otras 16. El daño total está avaluado en casi 1 millón de dólares. Según las autoridades, docenas de vidas fueron puestas en riesgo, pero los habitantes lograron arreglárselas para salir con vida.

Atlanta Red Cross

Satterly tiene encima cargos muy serios: 14 por incendio premeditado; y otros 3 por crueldad animal agravada, por la muerte de perros y gatos entre las llamas. Ahora arriesta 20 años de prisión, y una fianza de 50,000 dólares.

Paulding County Fire and Rescue

Yolanda Woodland, una ex vecina de Satterly, cuyos perros murieron en el fuego, dio su testimonio a Fox News sobre el horrible y atemorizante momento en el que descubrió el fuego: despertó acalorada, y descubrió que su hogar estaba en llamas. En sus palabras:

«La casa de los vecinos estaba completamente en llamas, nuestro living y la cocina también se estaban quemando. Después de dos minutos, ya se estaba quemando todo. fue muy rápido».

Atlanta Red Cross

Ella y su hija, Auzalea Godfrey lo perdieron todo, y apenas pudieron alertar a los vecinos de lo que estaba pasando. Las llamas estaban siendo propagadas por el viento. Según otro vecino, llamado Shemiah Hedgebeth:

«No tiene sentido, y es triste. Es algo realmente detestable».

Mientras, Adrienne espera encarcelada el veredicto del juez, pero no creemos que sea muy beneficioso para ella.

Puede interesarte