Por Monserrat Fuentes
21 julio, 2017

Ladrón que roba a ladrón, tiene 100 años de perdón.

No hay peor sensación que la de la impotencia que provoca que te roben algo preciado, una chica de Bristol (Inglaterra) sufrió el robo de su bicicleta, la mujer estaba muy triste y acudió a la policía, donde le dijeron que no tomara la justicia por sus propias manos, pero ella no pudo evitar pagarle con la mismo moneda al delincuente.

Su nombre es Jenni Morton-Humphreys, es una mujer de 30 años que acostumbra movilizarse en bicicleta por las calles de su ciudad.

PEXELS/ Imagen de referencia

Durante un día normal, la chica decidió aparcar en un centro de artes y ciencias, pero cuando volvió se encontró con la sorpresa de que su bicicleta había sido robada.

Hizo la denuncia correspondiente en la policía, allí los oficiales le aconsejaron no tomar medidas por cuenta propia, pero la chica se dio cuenta de que su bici estaba siendo vendida en Facebook por $130 dólares.

Jenni se puso en contacto con el vendedor y agendó una cita para efectuar la compra, se reunió con el sujeto que se hacía llamar “Bebop”.

PEXELS/ Imagen de referencia

Una vez cara a cara, la chica le dijo al hombre solo podía comprar la bicicleta si la probaba primero, Jenni se montó en ella y pedaleó un par de metros, luego de eso comenzó a avanzar a toda velocidad hasta perder de vista al hombre.

La chica recuperó su bicicleta robándosela al ladrón que se la arrebató a ella. Porque como dice el dicho: ladrón que roba a ladrón, tiene 100 años de perdón.

Puede interesarte