Por Monserrat Fuentes
10 Agosto, 2017

“No voy a parar aquí, quiero seguir adelante porque no es perfecto. Si alcanzo la perfección tal vez me detenga.”

Fulvia Pellegrino se ha ganado la atención mundial tras hacerse conocida su historia, la mujer de 56 años ha gastado más de $76.000 dólares en cirugías para lucir como la mujer perfecta, pero todo resultó en una completa catástrofe. Fulvia nació como niño y durante 40 años vivió como hombre y se casó son su esposa Marisa.

Barcroft TV

Tras 16 años de matrimonio, Fulvia le confesó a su mujer sus deseos de someterse a una cirugía de cambio de sexo.

“Obviamente Marisa le costó asumirlo, no es algo que sea fácil de aceptar. Hoy ella y yo no somos más que dos hermanas. Vivimos juntas, discutimos como dos personas normales, pero no como marido y mujer “.

Fulvia Pellegrino, Hiptoro.

En ese momento, la mujer vendió todo lo que tenía para comenzar con su proceso de cambio de sexo, eso incluyó deshacerse de todas las armas que tenía, vehículos y propiedades.

Comenzó con el tratamiento hormonal y en 2004 se hizo su primer aumento mamario, junto con una rinoplastia y un retoque en su rostro.

Fulvia Pellegrino Facebook

Desde ahí no paró, su meta era lucir perfecta y verse lo más parecida a la estrella transgénero de películas para adultos, Allanah Starr.

Esta es Allanah.

Para ello ha invertido increíbles sumas de dinero en cirugías que incluyen cuatro aumentos mamarios, dos liposucciones, una rinoplastia y más de 150 inyecciones en su nariz y pómulos.

Así es como luce ahora:

Fulvia Pellegrino
Fulvia Pellegrino Facebook
Fulvia Pellegrino Facebook

Su cambio entre el antes y el después es realmente radical.

Yo creo estarás de acuerdo conmigo en que sus cirugías son un desastre y en vez de verse como ella esperaba, luce totalmente desfigurada y falsa.

A pesar de todo el dinero que ha invertido, la mujer asegura que no se detendrá y que seguirá pasando por el bisturí hasta que se sienta perfecta.

“No voy a parar aquí, quiero seguir adelante porque no es perfecto. Si alcanzo la perfección tal vez me detenga. ”

Fulvia Pellegrino, Hiptoro.

Te puede interesar