Por Gillian Armstrong
7 Junio, 2017

Ella es la mandamás, y lo sabe.

La reina de Inglaterra es todo paz y amor y nada puede sacarla de su círculo de tranquilidad. Sin embargo, el atentado ocurrido en Manchester la sacó de sus casillas, ya que apenas oyó de lo sucedido se levantó de su silla para comenzar los preparativos y actuar. 

Así fue como inmediatamente condenó el terrible acto como una “barbaridad”, que atenta contra los valores británicos, y prometió intervenir directamente cuando escuchó sobre la desgracia.

AP

Muchos personajes de todo el mundo apoyaron a las víctimas del ataque, como también a los familiares que hoy sufren por ellos, y el martes, en el mismo Palacio de Buckingham se realizó un minuto de silencio por los fallecidos, seguido del himno nacional. 

Con total rapidez comenzó a planear su visita a los lesionados que fueron víctimas del atentado, y si bien trató de estar el miércoles allá mismo, debieron retrasar su visita para evitar tanto alboroto en el recinto médico.

AP

Todo fue paz y amor cuando visitó a los niños, les entregó su apoyo y como debe ser, fue el primer miembro de la familia real en rendir un tributo a las víctimas. 

“La gente se apoya en la Reina en tiempos de crisis, ya que es una presencia muy tranquila y constante“, escribió el biógrafo real, Hugo Vickers.

AP

“La nación entera ha quedado en shock por las muertes y lesiones en Manchester de la noche de ayer de tantas personas, adultos y niños, que sólo estaban disfrutando de un concierto”, dijo la monarca.

AP

 “Quisiera expresar mi admiración por la manera en que la gente de Manchester ha respondido, con humanidad y compasión a este acto de barbaridad”, finalizó.

AP

Apenas la policía y las autoridades lo estimen conveniente, el duque y la duquesa de Cambridge y el príncipe Harry serán los próximos que visitarán a las víctimas de esta desgracia.

Esperemos que los heridos mejores muy pronto, y que la presencia de estos personajes ayuden a darles las fuerzas y el ánimo para salir adelante y sanen de las heridas físicas y psicológicas de esta terrible experiencia.

 

Te puede interesar