Por Alejandro Basulto
27 julio, 2021

Kaylee McKeown, de 20 años, se impuso en la final de los 100 metros espalda, tras anotarse con un nuevo récord olímpico con sus 57,47 segundos.

Para la australiana Kaylee McKeown, sin duda estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán unos que nunca en su vida olvidará. Y es que este nadadora de 20 años logró la presea dorada en la final de los 100 metros espalda, luego de inscribirse con un nuevo récord olímpico al obtener 57.47 segundos en su carrera, según consignó ABC Australia. Una victoria histórica, que seguramente es temporalmente la cima de todo lo que ha logrado hasta ahora en su corta experiencia como nadadora profesional. Con tan solo dos décadas de vida, pudo alcanzar el oro que muchos otros han deseado.

Getty Images

Sin embargo, más allá de lo memorable y único que fue su meta alcanzada, ella también hizo noticia por un hecho que se escapa bastante de lo deportivo. Y es que terminada la prueba, Kayley se dirigió a un programa australiano, donde le preguntaron sobre qué mensaje le enviaría a su madre y hermana, ante lo que ella respondió con un honesto “fuck yeah”.

Getty Images

El tema es que esta nadadora se había olvidado que estaba en la televisión frente al menos decenas de miles de personas, por lo que poco después de darse cuenta de esto, ella de inmediato atinó a decir “oh shit” para posteriormente taparse la boca en señal de arrepentimiento.

Getty Images

Obviamente, lo dicho por esta atleta olímpica provocó las risas del periodista, pasando a ser así uno de los momentos que mayor revuelo y polémica causó en la jornada. En la que esta nadadora no solo obtuvo una presea dorada que tendrá siempre como orgullo propio, de su familia y país, sino que también en la que se ganó el cariño de la gente con su transparente simpatía.

Sin olvidar, que una de las razones más importantes de las que porqué Kaylee McKeown nunca olvidará este día, es porque luego de completar la carrera con la logró el oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, ella miró al cielo para dedicarle el triunfo a su padre, quien murió en agosto del año 2020 a los 53 años producto de un cáncer en el cerebro. Esta victoria es también par él.

Puede interesarte