Por Francesca Cassinelli
16 diciembre, 2016

Los cuidadores de Margaret son los únicos que la han visto desde 1999, pero dicen que le perdieron la pista hace seis meses.

Solo dos personas han visto a Margaret Fleming en los últimos 17 años. La mujer, que hoy tendría 36 años, no tiene contacto con nadie más desde una reunión en 1999, pero los beneficios económicos de la seguridad social de Reino Unido seguían emitiéndose a su nombre. Más extraño aún, cuando una nueva postulación (para más beneficios) se hizo a su nombre, las autoridades la visitaron y no la encontraron con sus cuidadores.

A mediados de 2016 la oficina de Trabajo y Pensiones británica recibió una postulación nueva de la ciudadana Margaret Fleming para sumar beneficios económicos al apoyo que recibe para pagar sus cuidadores, su arriendo y sus gastos mensuales.

La mujer, que sufría de problemas de aprendizaje y discapacidad intelectual, no había actualizado sus beneficios hace años así que las autoridades decidieron visitarle en el hogar en que supuestamente la cuidaban Edward Cairney y Avril Jones. Sin embargo, no la encontraron.

SWNS.

Según detalla el Daily Mail, cuando los oficiales llegaron buscando a Margaret sus cuidadores dijeron que no la han visto en seis meses y decidieron presentar una denuncia por desaparición.

Además de la obvia pregunta “¿Por qué no presentaron la denuncia antes?” hay sospechas porque Carney y Jones son los únicos que han visto a Fleming desde 1999. Ni siquiera sus amigos cercanos o familiares dicen haber visto a Fleming en su casa, donde supuestamente vivía.

“Nunca la vi o conocí. Margaret no iba de vacaciones con nosotros. Nunca la vi en su casa. Cuando iba a su sasa nos sentábamos en el salón de estar”.

-Rosemary Conelly, quien dice ser amiga de la pareja, citada en el Daily Mail-

SWNS.

El Departamento de Trabajo y Pensiones de Reino Unido contactó inmediatamente a la policía cuando no encontró a Margaret en el hogar con sus cuidadores, quienes dijeron que Margaret estaba saliendo mucho antes de desaparecer.

“Le preguntaban a Margaret con quién pasaba el tiempo y ella respondía que eso era privado”, explicó el inspector Paul Livingstone, quien acudió a la casa de Cairnes y Jones este 14 de diciembre para comenzar una investigación que involucró una operación rastrillo en la casa de la pareja en Inverkip, Escocia.

Diversas fotos muestran las labores de la policía en el inmueble. Entre los operativos de los oficiales se hizo un barrido del patio y hasta se llevó una excavadora al terreno.

Sin embargo, las autoridades dicen que la pareja de cuidadores no son sospechosos en el caso, ya que están colaborando con la investigación.

SWNS.

“No tengo evidencia para contradecir lo que los cuidadores nos dicen. Son personas que mantienen aspectos de sus vidas privados”.

-Paul Livingstone, inspector de la policía, citado en el Daily Mail-

El caso quedará a cargo de la unidad de la policía británica que se dedica a analizar asesinatos, aunque la policía aclaró que por el momento no se revisa ningún delito en relación al caso.

Fleming vivió con su padre hasta el 95, luego con sus abuelos y madre. En 1997 se mudó al hogar de sus cuidadores, y desde entonces ha estado alejada de su familia, indica el Daily Mail.

Puede interesarte