Por Luis Lizama
5 agosto, 2020

Se trata de tres marinos perdidos en la isla desierta de Pikelot, en el Pacífico Sur. Autoridades australianas y estadounidenses trabajaron en su búsqueda, que finalmente dio resultados positivos.

A veces la realidad supera la ficción. Cuándo pensabas que este tipo de noticias solo podría ocurrir en una película, te equivocaste. Cuál guión de Hollywood, los protagonistas de esta historia pusieron a prueba años de entrenamiento y de mirar programas de televisión de sobrevivencia.

Se trata de tres marinos náufragos, que estaban perdidos en la isla desierta de Pikelot, en el Pacífico sur. Muchas autoridades participaron de su búsqueda, hasta que pudieron encontrarlos y rescatarlos gracias a una señal SOS que escribieron en la arena. Les salvaron la vida.

AFP

Autoridades australianas y estadounidenses los buscaron sin cesar, tratando de buscar alguna señal que los guiara a los desaparecidos.  La embarcación había partido el 30 de julio, para hacer un pequeño viaje de 42 kilómetros, por varias islas del sector.

La tragedia empezó cuando se quedaron sin combustible, siendo arrastrados a la isla de Pikelot, a unos 200 kilómetros de donde zarparon.

AFP

La información fue publicada por el Ministerio de Defensa de Australia, donde se dio a conocer su desaparición y estrategia de rescate. Varios organismos estatales participaron de la búsqueda.

La suerte de los tres marinos llegó cuando aviones de reconocimiento pudieron captar la señal que escribieron en la arena: Un gigantesco SOS, digno de Discovery Channel. 

Imagen referencial – Pixabay

Fue una operación exitosa, que terminó de la mejor manera. Todo podría haber acabado en tragedia, como en muchas ocaciones, donde lamentablemente el rescate no se concreta.

“Estoy orgulloso de la respuesta y la profesionalidad de toda la tripulación en el cumplimiento de nuestro deber de contribuir en la seguridad de las vidas en altamar en cualquier lugar del mundo”.

Dijo el comandante del rescate, Terry Morrison a medios locales.

Imagen referencial – Pixabay

Esta será una experiencia que los marinos no olvidarán, nadie podría hacerlo. Para su fortuna ahora probablemente estén en su hogar, descansando y contando detalles de su sobrevivencia en la isla. 

Fue algo de película.

Puede interesarte