La mamá, que estaba conduciendo el auto, no se daba cuenta de la gran escena romántica que protagonizaba su pequeña hija en el asiento trasero.

Varios niños tienen amigos imaginarios con quienes fingen jugar, conversar y hacer un montón de cosas. Si bien parece ser una amistad bastante inocente, después de que grabaran a una pequeña teniendo más que una conversación con su invisible amigo, podría ser bastante cuestionable.

Resulta que a plena luz del día, dos mujeres fueron testigos de una apasionada escena romántica protagonizada por una niña de entre 11 y 12 años con nada más y nada menos que su amigo imaginario.

Mientras ellas conducían su auto, se percataron que en el vehículo de al lado, justo en el asiento trasero, viajaba una niña que hacía curiosos gestos con el respaldo del asiento delantero, donde tenía apoyada la cabeza su madre.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Y cuando miraron más detalladamente, se dieron cuenta de que los gestos eran en realidad apasionados besos, como si estuviera con un chico. Pero la escena no terminó allí, sino que luego la pequeña comenzó a fingir que mantenía una conversación de amor, que nuevamente terminaba en besos… todo mientras la madre no tenía idea de lo que ocurría.

¡Incluso se quitaba las gafas de sol para poder besar mejor!

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Evidentemente la escena sorprendió tanto a las mujeres del auto vecino, que no pudieron contener la risa ante semejante actuación y tuvieron carcajadas tan fuertes, que hicieron que la niña levantara la cabeza y las descubriera grabándolas.

Pero en lugar de disimular, las miró con odio por arruinar su momento.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Mira aquí la épica escena:

¡Eso sí que es imaginación!

Puede interesarte