Por Josefina Pizarro
27 enero, 2017

Sus compañeros no dejaron de acosarla después de eso.

A veces las personas no entienden que las experiencias que te pasan de pequeño tienen un fuerte impacto en tu vida. Recuerdo que cuando era niña me molestaban mucho por una marca de nacimiento que tengo en el brazo, con el tiempo aprendí a amarla como parte de mi cuerpo y todo eso, pero para otros es una experiencia traumática que muchas veces no pueden dejar pasar. Esta niña fue obligada por su maestra a orinar en un balde y quedó marcada de por vida. Hoy, con 19 años, ganó un juicio que la mantuvo atada a su niñez por años.

Una estudiante de secundaria a la que le fue injustamente negado ir al baño por su maestra y que se vio obligada a orinar en un cubo acaba de ganar el juicio contra la mujer, donde el jurado le concedió $1,25 millones. El incidente se produjo en 2012 en la Escuela Secundaria Patrick Henry en San Diego. La niña, que tenía 14 años en el momento, había estado asistiendo a su clase de 25 minutos cuando sintió la necesidad de ir al baño.

En lugar de concederle el permiso, la maestra de arte Gonja Wolf le ordenó que usara un balde dentro de una sala de suministros. El razonamiento de Wolf se basaba en el hecho de que la clase ya era bastante corta.

Shutterstock

La maestra creyó que darle permiso en una clase tan corta iba en contra de la política de la escuela y, en cambio, la obligó a orinar en un cubo y la traumática experiencia la marcó de por vida.

Según el abogado de la niña, esta fue molestada y acosada por compañeros de clase después del incidente, lo que llegó a la niña a demandar al distrito escolar y a la maestra.

Desde el distrito insistieron en que nunca fue la intención de humillar a la estudiante, sino que ella pensaba que así eran las estrictas normas contra el uso del baño.

Google Maps

Después del incidente la estudiante se vio forzada a transferir escuelas en dos ocasiones después de que le fueran negadas $25 mil dólares que buscaba originalmente.

Al final el distrito y la profesora Wolf salieron perdiendo, porque el juez le adjudicó a la niña (que ahora tiene 19 años) $1.25 millones en daños y $41.000 dólares para financiar gastos médicos.

San Diego Unified School District

Según el abogado de la muchacha, ella tiene que asistir a sesiones de terapia luego de intentar suicidarse debido al incidente de 2012.

¿Qué harías si te obligan a orinar en un cubo?

Puede interesarte