Por Josefina Pizarro
13 Julio, 2017

“Necesitamos enseñar a nuestros hijos que la electricidad y el agua no se mezclan”.

Creo que todos tenemos más que claro que la tecnología, lo “electrónico no va para nada con el agua, ¿no? Digo, es algo que deberíamos grabarlo en nuestras cabezas, si es que no queremos sufrir una horrible muerte. Claramente esta pobre chica de 14 años no entendió el mensaje, pues intentó cargar su teléfono cuando se estaba bañando. Obtuvo la peor consecuencia posible: la muerte.

Una niña murió después de ser electrocutada tras intentar cargar su teléfono mientras tomaba un baño.

GoFundMe

Madison Coe, de 14 años, estaba en la tina en la casa de su padre en Nuevo México cuando el terrible accidente ocurrió el domingo por la mañana.

La familia de la pequeña dijo que “‘o bien enchufó su teléfono o simplemente lo agarró mientras ya estaba conectado’ mientras se daba el baño, y se electrocutó a sí misma”.

GoFundMe

Logan Coe, su padre, intentó revivirla en su hogar, pero no lo consiguió. Tuvo que llamar a emergencias y la chica fue trasladada a un hospital, donde pocos minutos después fue declarada muerta.

La abuela, desconsolada, habló con los medios locales acerca de la menor.

“La llamaba mi estrella brillante” dice. “Era muy inteligente, una buena alumna en la escuela. Simplemente amaba la vida. Era dulce con todo el mundo y todo el mundo la amaba”.

GoFundMe

La abuela explicó que había una “marca de quemadura” en la mano de la muchacha donde agarró el teléfono, antes de agregar que ella espera que esto sirva como una lección para otros en el futuro.

“Esta es una tragedia que no tiene que pasarle a nadie más” dijo.

GoFundMe

“Queremos que algo bueno salga de esto, que tomen conciencia de no usar el teléfono en el baño, menos aún conectado y cargando”.

“Necesitamos enseñar a nuestros hijos que la electricidad y el agua no se mezclan”.

Madison se había graduado hace poco de octavo grado y era amante del baloncesto, además de ser un miembro activo de la banda de la escuela.

GoFundMe

La familia creó una página en “GoFundMe” (que puedes visitar aquí) para ayudar a la familia a cubrir los gastos del funeral.

Un horrible final y una advertencia precisa: no usar el teléfono en el baño.

Te puede interesar