Por Alejandro Basulto
24 agosto, 2021

El estadounidense Caleb Anderson se encuentra en una de las mejores universidades de su país, a una edad en la que la mayoría de los niños están en séptimo grado estudiando lo básico para que lo se vendrá en el futuro.

Con 13 años, el afroamericano Caleb Anderson está muy lejos de encontrarse en donde es posible hallar a la mayoría de los niños de su edad en su etapa estudiantil. Ya que este destacado alumno, no solo ha demostrado tener capacidades cognitivas sobresalientes, si no que también, en vez de estar cursando el séptimo grado y reforzando materias como educación cívica, lectura y escritura, este niño se encuentra asistiendo a las aulas de una de las mejores universidades de su país.

11Alive / Youtube

Ya que este pequeño de Marietta, que fue aceptado en Mensa, la ‘Sociedad de alto coeficiente intelectual’, con solo tres años, en estos días, 10 años después de ingresar a esta agrupación de genios, se encuentra en Georgia Tech, uno de los establecimientos de educación superior más prestigiosos de Estados Unidos. Una universidad en que la siempre soñó estudiar. Y un hito, que a pesar de lograrlo a sus 13 años, según sus padres, tardó en llegar.

11Alive / Youtube

“Las clases intentan intimidar, pero en realidad no lo son. Son clases realmente normales, casi con mucha más gente y más tecnología (…) Definitivamente es emocionante. Estoy nervioso; No quiero arruinarlo (…) Con suerte, conseguiré mi licenciatura y maestría aquí. Realmente espero aprender muchas cosas aquí, conocer a muchos conocidos de las escuelas a las que quiero ir y los lugares donde quiero trabajar”

– dijo Caleb Anderson a 11Alive

11Alive / Youtube

Unos primeros días de clases en la universidad, que fueron emotivos para todos. Especialmente para su padres, quienes no podían estar más nerviosos y con ganas de llorar luego de verlo entrar por el campus de Georgia Tech. 

11Alive / Youtube

Niño de trece años que previamente asistió como estudiante en la Chattahoochee Technical College durante dos años antes de recibir su aceptación en la que es su universidad soñada. Y que ahora busca perfeccionarse en ingeniería aeroespacial y en química. Anhelando convertirse en un futuro en un ingeniero aeronáutico para trabajar con aviones.

 

Puede interesarte