Un perro sabueso logró rastrear al pequeño y llegaron a la conclusión de que había subido al auto de alguien y se habían ido lejos de la ciudad.

Usar celulares y computador es un riesgo enorme para los niños. Como son inocentes, carecen de experiencia y prácticamente no conocen el mundo, están expuestos a un montón de situaciones peligrosas, como el contacto de pedófilos que se hacen pasar por niños para acercarse a ellos, entre muchos otros casos.

Tal como le sucedió a Aubrey Peal, un niño de 14 años que vive en Olive Branch, Illinois y que siempre fue muy tranquilo, de estar en casa y jugar videojuegos. El problema, es que por internet conoció a alguien que lo mantuvo engañado durante bastante tiempo y que lo incentivó a cometer una locura.

Una noche, mientras sus padres -John y Alicia- estaban profundamente dormidos, Aubrey abrió la ventana de su dormitorio y escapó de casa. Como no había ningún rastro, su familia pensó que alguien le había hecho daño y lo habían obligado a salir de su casa.

Wreg News

Además, el adolescente jamás había mostrado signos de querer huir o de no sentirse a gusto con su familia.

“Mi hijo tiene 14 años, no tiene enfermedades mentales, ni medicamentos, no hay nada sobre él que diga que le pasa algo”, dijo en un momento su angustiado padre. Sin embargo, a los pocos días un recuerdo llegó a la cabeza de John: había escuchado a su hijo hablar con alguien por teléfono mientras jugaba videojuegos… pero tampoco parecía ser una pista clara.

Wreg News

La búsqueda del adolescente era incansable junto al departamento de policía y un investigador privado. Aunque fue Bella, una sabueso, quien logró rastrear a Aubrey… y llegaron a la conclusión de que el pequeño se había escapado de casa, se había subido al auto de alguien y había huido de la ciudad.

Wreg News

Tal como lo sospechaban, el adolescente apareció 5 días después en una estación de bomberos de Illinois. Había visto que en las noticias y en las redes sociales lo buscaban, así que había decidido entregarse por su cuenta luego de huir por encontrarse con un sujeto que había conocido a través de la aplicación de juegos “Discord” que tenía instalada en su celular.

Al respecto, Callahan Walsh, del Centro de Prevención de Secuestros y Abusos de Niños, advirtió que si bien las aplicaciones y los sitios web tienen políticas para proteger a los menores, eso no significa que los padres puedan confiar plenamente en ellas, pues los pedófilos utilizan un lenguaje distinto, que no alcanza a ser captado como inapropiado“.

Por ahora… el caso continúa en investigación, y afortunadamente Audrey fue encontrado sano y salvo:

Puede interesarte