Por Felipe Costa
2 marzo, 2021

El niño escapó de casa una tarde e hizo parar a una patrulla de la policía. La mujer de 31 años confesó que las plantas eran de consumo personal, pero aseguró que su hijo exageraba sobre los golpes.

Muchas veces se le subestima la forma de razonar a los niños y la verdad es, que pese a que sean pequeños, se dan cuenta del mundo en que viven, a veces solo les hace falta valor para que se hagan respetar y en Francia, un pequeño de 12 años al parecer se hartó del comportamiento violento que sus padres tenían con él y decidió ir con la policía a denunciarlos, informa L’Est Républicain.

Wikimedia

Los hechos ocurrieron en el pueblo de Pontarlier, cerca de las 17:30, cuando una patrulla de policía que realizaba una ronda visualizó a un niño que les hacía un gesto para que se detuvieran. El chico parecía nervioso así que los oficiales lo calmaron y le preguntaron cuál era el problema. Fue entonces que les contó que había escapado de casa porque su madre lo había golpeado.

La policía lo llevó a la estación y ahí el niño les contó que su madre poseía un cultivo ilegal de marihuana en la casa. Asombrados por la historia, los policías decidieron ir a corroborar la información horas más tarde.

Apoyo – Pixabay

En casa se encontraba la madre de 31 años, quien pensó que la Policía visitaba su casa por que algo le había pasado a su hijo. Le pidieron ingresar al domicilio y rápidamente identificaron la cosecha de cannabis que tenían en el patio trasero. Interrogaron a la mujer sobre los cultivos y asumió que todo era de ella, pero para consumo personal.

Fueron al menos 12 macetas de cannabis las que habían plantadas, pero además poseía todo tipo de implementos para realizar cultivo. La madre fue arrestada y puesta en vigilancia. Según contó más tarde, los materiales así como las semillas, las consiguió en España, pero cuando se le preguntó sobre las golpizas a su hijo, aseguró que estaba exagerando.

Apoyo – Pixabay

En Francia el cultivo personal sin permisos es considerado ilegal, por lo que los 1.2 kilogramos de planta serán destruidos muy probablemente, luego que se le realice el juicio a la mujer este mes de marzo.

Policia Nacional de Francia

En cuanto al niño, ya fue transferido a un hogar donde lo cuidarán por un par de días, en este tiempo, la Policía tiene la facultad de investigar los casos de maltrato infantil que denunció el pequeño y determinar si es seguro que vuelva con su madre.

Puede interesarte