Por Andrés Cortés
5 marzo, 2018

Como si fuera poco, el 75% de los materiales son reciclados y el video enseña que es más cómoda de lo imaginado.

Tener una hogar muchas veces es un real problema que de solo pensar en ello nos trae un dolor de cabeza. Pero si un niño de tan solo 13 años, que ahorró parte de su mesada por meses y gastó tiempo de juegos en algo productivo pudo construir una casa de 27 metros cuadrados en el patio de sus padres, realmente cualquiera puede.

Luke

Luke Thill tiene 13 años. A día de hoy es extraño ver a niños con tanta dedicación considerando que las redes sociales y los videojuegos los consumen casi por completo, pero él es distinto.

Él junto a sus padres desembolsaron casi 1,500 dólares en su proyecto. Pero ahora este joven tiene realmente su propia casa y nadie lo puede negar.

Luke Thill

Todo comenzó como una loca idea. El joven estaba aburrido en su casa un verano y tuvo la genial idea de tener una casa para si mismo. Comenzó a buscar casas pequeñas, que materiales necesitaría, cuánto dinero requeriría y luego, con el permiso de sus padres, comenzó a darle vida a su imaginación.

Primero necesitó el dinero, pues si él no podía hacer nada. Parte de su fondo se constituyó de donaciones de su madre, padre y otros parientes. También trabajó cortando el césped, pues su padre no quería atribuirse el proyecto de su hijo y deseó que «trabajara para ello».

Luego que obtuvo algo de dinero, pusieron las manos a la obra.

Luke Thill

Pero los inconvenientes de su plan perfecto no tardaron en llegar. Primero, no tenía idea de cómo instalar un circuito eléctrico, por lo que terminó ayudando a un electricista a limpiar su garaje y este lo ayudó con su inconveniente.

Y así fue como recopiló gran parte de los materiales, realizando pequeñas tareas que se devolvían en materiales para su construcción y el joven estima que el 75% de su materia prima es reciclado de casa de su abuela.

Luke Thill

Este hecho es un claro y fuerte ejemplo de creatividad, impulso y determinación. Es increíble como un niño de tan solo 13 años creó, literalmente, la casa de sus sueños con una pequeña cama para disfrutar de los días lluviosos y juegos para no caer en el aburrimiento.

Luke Thill

Aquí puedes ver un «tour» por su pequeño hogar. No olvides activar los subtítulos.

.

Puede interesarte