Por Luis Lizama
13 septiembre, 2019

Su padre lo dejó en la entrada y se fue cuando lo vio ingresar. Una vecina del sector lo llamó para avisarle que su hijo andaba perdido.

Las escuelas e instituciones educativas suelen castigar a los niños cuando llegan tarde. Los envían a un salón especial, los hacen esperar o cualquier medida para que no se vuelva a repetir. En esta escuela de Bogotá, devolvieron a un niño por llegar minutos tarde, pero cuando salió, el papá ya se había ido. 

Apenas 2 años tiene el pequeño. Cuando salió de la escuela, sin entender nada, deambuló por algunos minutos hasta que una vecina lo encontró y llamó a sus padres. 

Daniel Salazar, padre del pequeño, recibió un llamado de una vecina del sector donde quedaba la escuela. El niño tenía información de contacto en su mochila, por si algo ocurría, y vaya que fue de utilidad. 

En un abrir y cerrar de ojos los padres llegaron a la institución, pidiendo hablar con el director del recinto y revisar las cámaras de seguridad. Resulta que quien sacó al niño del establecimiento, ni siquiera trabajaba allí.

Televisa News

Según reporta Televisa News, la persona que no dejó ingresar al niño no pertenecía a la escuela. Prestaba servicios ocasionales, pero sin mayor autoridad. Sin ningún miramiento ni precaución, dicha persona decidió devolverlo de donde venía y la historia pudo terminar mal.

«Tenemos un porcentaje muy grande de niños muertos, violados, desaparecidos. La indignación es que mi hijo pudo aparecer en esta estadística. No hay nada que les dé derecho a dejar un niño en total desprotección».

Comentó Liliana Mora a Televisa News

 

Televisa News

La situación indignó a la comunidad de Bogotá, no es para menos. Afortunadamente no pasó a mayores, pero fue solo una cuestión de suerte. Los padres probablemente interpongan una denuncia por la negligencia.

Puede interesarte