Por Monserrat Fuentes
28 junio, 2017

¡Ningún adulto se percató del hecho! :O

Existen muchos héroes sin capa que ayudan justo en el momento preciso. Este pequeño héroe tiene solo cinco años y le salvó la vida a su hermanito de tres. Su familia aún no se explica cómo supo lo que debía hacer en esa situación, pero el rápido actuar del menor permitió que su pequeño hermano pueda seguir con vida.

Oliver Bevans (5) se encontraba cenando en la casa de sus abuelos junto a Stanley (3), en un descuido de los adultos, Standley comenzó a ahogarse con un trozo de carne.

Northcliffe Media

En ese momento el hermano mayor le aplicó la técnica de primeros auxilios conocida como maniobra de Heimlich. Sí, el niño de cinco años conocía la maniobra.

Su abuela, Nan Angela Bevans dijo al Mirror: “Volví al comedor y Oliver me dijo que Standley estuvo enfermo”.

Northcliffe Media

Agrega que el niño cuenta que se paró de su silla cuando vio que su hermano se estaba ahogando y le golpeó la espalda tres veces hasta que al fin pudo respirar.

Oliver reaccionó tan rápido, que sus abuelos ni siquiera se enteraron de lo que estaba pasando hasta que él mismo les contó.

El pequeño héroe aprendió la maniobra durante una demostración realizada en su escuela y le permitió salvar la vida de su hermano.

Northcliffe Media

“Estoy muy feliz y orgulloso de lo que hice”

Oliver Bevans, Mirror.

Su familia está muy orgullosa de él y de su rápido actuar, su madre comentó: “Oliver hizo lo que tenía que hacer y nosotros estamos impactados. Estoy muy orgullosa de el. Oliver calmó a Stanley, le dio besos y abrazos y le dijo que debía masticar 10 veces su comida antes de tragarla”.

El pequeño Stanley tiene mucha suerte de tener un hermano tan valiente e inteligente como Oliver.

Puede interesarte