Por Andrea Araya Moya
18 Abril, 2017

El pequeño sólo tenía 5 años.

En el mundo existe un tipo de restaurante que te permite ver la ciudad en 360 grados. Son llamados “restaurantes giratorios” y el atractivo que tienen es que giran mientras estás comiendo al lado de una ventana en la que puedes ver diferentes partes de la ciudad. Si bien el atractivo es bastante, estos lugares tienen su cuota de peligro, sobre todo cuando estás demasiado cerca de las ventanas.

Sun Dial

En Atlanta, Georgia, existe uno de estos lugares. El llamado Sun Dial, ubicado en el Hotel Plaza Westin Peachtree es un restaurante giratorio que te muestra Atlanta en 360 grados. Tiene 40 años de antigüedad y es una de las atracciones turísticas del lugar. Sin embargo, debido a una reciente tragedia, probablemente el lugar pierda atractivo.

Charlie Holt, un niño de 5 años, fue al Sun Dial junto a su familia luego de estar de vacaciones en Atlanta. Habían ido a almorzar y conocer el restaurante giratorio para así cerrar con broche de oro unas vacaciones perfectas. Hasta que el pequeño Charlie se paró de la mesa para poder caminar por el lugar.

Familia Holt

De pronto un grito activó las alarmas y las personas se dieron cuenta de lo que estaba pasando. La cabeza del pequeño quedó atrapada entre una mesa y la pared, mientras el piso seguía moviéndose. El protocolo de emergencia se activó para poder detener la maquinaria que hace girar el restaurante, pero ya era demasiado tarde.

Gracias a la ayuda de las personas que estaban en el lugar, Charlie pudo salir de donde estaba atrapado, pero murió horas más tarde al ser atendido en el hospital. Las heridas eran demasiado graves.

“Todo su cuerpo quedó atrapado entre cuatro y cinco pulgadas de espacio. Su cabeza cargó con el peso de la lesión. La cantidad de gente ayudando era increíble. Movieron los muebles, las sillas y las lanzaron al piso para poder salvar al niño”

-Sargento Warren Pickard a WXIA

Sun Dial

La familia del pequeño, si bien no quiso dar declaraciones, emitió un comunicado en el que expresaba el dolor por la muerte de Charlie y, además, pidió privacidad y oraciones.

Mientras tanto, el restaurante Sun Dial permanece cerrado y está siendo investigado por la policía, pues no es la primera vez que ocurre un accidente fatal en el lugar. Hace unos meses, una cocinera llamada Carolyn Robinson, de 61 años, murió al quedar atrapada entre la nevera y la pared.

Probablemente el restaurante no vuelva a girar.

Te puede interesar