Por Alejandro Basulto
26 agosto, 2021

Con solo 7 años, Jorge hizo un gran negocio en un colegio privado de Monterrey, logrando recaudar casi 28 dólares estadounidenses.

Para el pequeño Jorge “N”, de 7 años y residente en Monterrey, el norte de México, ver junto a su padre el programa mexicano Shark Tank, fue conocer un mundo completamente nuevo. Los negocios pasaron a ser algo importante para él y la mentalidad de tiburón es hoy uno de sus conceptos favoritos. Y es que este niño se convirtió en un exitoso emprendedor en una escuela privada, al vender amigos imaginarios por solo 20 pesos mexicanos (un dólar estadounidense) cada uno.

Pixabay

Un negocio que rápidamente sería descubierto por sus maestros, ya que no solo sus clientes empezaban a interactuar con sus “amigos imaginarios” recién adquiridos, sino que también, llegó a recaudar más de 500 pesos mexicanos (casi 28 dólares) en tan solo un día. Una cantidad de dinero realmente sorprendente y llamativa siendo tan solo un niño de 7 años y su negocio la venta de algo tan intangible e incomprobable.

Pixabay

Según consignaron medios mexicanos como TV Azteca, ADN 40 y SDPnoticias, los padres y maestros al descubrir el “emprendimiento” de Jorge “N”, lo regañaron, encontrándose también impresionados por su modus operandis para captar clientes. Debido a que este pequeño hacía como que conversaba con sus “amigos imaginarios” para luego, efectuándose la compra, presentárselos a sus compañeros de clase.

Pixabay

Las ventas se realizaban en la hora del recreo, no pudiendo creer los maestros que miraban lo sucedido el cómo este niño tenía tanto éxito. Ya que ellos mismo veían con sus ojos, como sus compañeros le daban el dinero y empezaban rápidamente a interactuar con sus nuevos “amigos imaginarios”. Afortunadamente, padres y maestros descubrieron que la fuente del problema era el programa sobre emprendimiento, Shark Tank, sancionándose a Jorge con la obligación de solo poder ver esta producción bajo supervisión de un adulto. Así este pequeño tendrá que aprender que no todo en la vida son negocios.

Puede interesarte