Por Daniela Morano
13 julio, 2017

Pretendían matarse entre ellos.

Unos activistas por los derechos de los animales interrumpieron en un local de comida rápida esta semana durante la celebración de un cumpleaños de niños en el lugar. Los activistas llevaban máscaras de gallinas y vacas cuando entraron a Chick-fil-A. Venían cubiertos de sangre falsa y pretendían apuñalarse, entonces caían al piso como si hubiesen muerto. 

Los trabajadores del local y clientes intentaron sacar a los animalistas mientras que otros intentaron proteger a los niños que se encontraban visiblemente alterados. Pero el intento de sacarlos del local fue inútil.

Según reportó Mirror, el local tenía una promoción llamada “Cow Appreciation Day”, un día para apreciar a las vacas. Ofrecían comida gratis a los clientes que llegaran vestidos de vaca, pero estos activistas lo tomaron como una oportunidad para protestar en favor de los derechos de los animales.

Mirror
Mirror

Una de las clientas afirmó que “me parece bien que cada persona tenga sus opiniones, pero cuando vienes a un lugar lleno de niños, con un cuchillo y cortas las gargantas de personas disfrazadas de gallinas y vacas, sólo para mandar un mensaje, eso es ir demasiado lejos”.

Si bien todo era sólo una actuación, muchas veces los niños desconocen lo que está sucediendo y pueden interpretarlo como algo real.  “Si tienes opiniones extremas sobre algo háblalo, pero de manera razonable, no así”.

Mirror
Mirror

Eventualmente llegaron a la escena policías pero los activistas ya se habían retirado y nadie fue arrestado.