Por Camilo Fernández
26 enero, 2018

Una demostración más de que la estupidez no tiene límites.

Las abejas son fundamentales para la vida y el ecosistema. Son una parte clave en la producción de alimentación para los humanos y la biodiversidad mundial por los efectos de la polinización. Para la preocupación de todos, estos insectos están desapareciendo de forma drástica. Para colmo, dos niños mataron medio millón de una. 

AP

Un joven de 12 y otro de 13 fueron acusados de derribar las colmenas y exponer a las abejas a temperaturas invernales más heladas de las que están acostumbradas.

Wild Hill Honey

“Empujaron cada una de las colmenas, matando a todas las abejas. Nos borraron completamente”, dijo Justin Engelhardt, dueño de la granja “Wild Hill Honey” al Sioux City Journal.

El acto de vandalismo fue sometido a una multa que puede ir desde 10 mil dólares hasta 10 años de cárcel. El dueño de la granja dijo que el crimen fue “completamente sin sentido”.

Wild Hill Honey

Según consigna Mirror, la vitalidad de las abejas influyen en un billón de trabajos alrededor del mundo y en tres cuartos de los cultivos a nivel mundial. Gracias a estos mocosos, ahora tenemos menos de ellas y sin ninguna explicación aparente. 

Puede interesarte