Por Alejandro Basulto
2 abril, 2019

Con 300 de estos desagradables bichos en exhibición, el Museo Parasitológico de Meguro destaca por ser posiblemente el lugar más asqueroso de todo Tokio.

Creado en 1953 por el Dr. Satoru Kamegai, este recinto educativo de dos pisos tiene como misión informar a los visitantes sobre los parásitos y sus ciclos de vida. Para esto, Kamegai sensei coleccionó e investigó para crear una biblioteca que cuenta con la información sobre 60.000 parásitos, de los cuales 300 están la vista en el museo junto a 50.000 artículos y 6.000 libros sobre el espeluznante mundo de los parásitos.

Pero no solo los dueños y trabajadores de este tenebroso lugar pueden inflar el pecho y enorgullecerse por su basta biblioteca, sino que también pueden decir con gran orgullo que son parte del único museo que se dedica a la investigación y educación sobre los parásitos. 

Guilhem Vellut / Flickr

El primer piso es la primera prueba para las personas asquientas y miedosas, ya que solo hay mapas y unas cuantas cajas de vidrio que muestran diferentes razas de estos incomprendidos bichos.

Mientras que el segundo piso es otra cosa. Si te dio asco y ganas de vomitar tras estar en el primero, mejor no subas, ya que vaciarás todo lo que te estaría quedando en tu estómago. Horribles escenas de seres humanos con partes de su cuerpo deformadas por culpa de estos enanos y viscosos invasores son las que uno verá al subir.

Steven L Johnson / Flickr

Pero eso no es todo. Ya que hay escenas de estos invitados no deseados en la que salen de sus recipientes animales. Siendo lo más repulsivo que podrás ver, la taenia (gusano parásito) de 8.8 metros que posee el record de ser la más larga del mundo.

Laika ac / WikiCommons

Realmente es un lugar horripilante al que nadie llevaría su pareja. Y aún así el Museo Parasitológico de Meguro destaca por ser una de las atracciones turísticas favoritas de la zona. Ya que como bien se sabe, en gustos no hay nada escrito… aunque algunos lleguen a dar asco.

Puede interesarte