Por Catalina Yob
16 junio, 2018

“Francia devuelve a la gente, España defiende su frontera, Malta no acepta a nadie. Italia también dirá no al tráfico de personas y a la inmigración ilegal”, esgrimió el Ministro del Interior italiano.

“A partir de hoy Italia comienza a decir no al tráfico de seres humanos, no al negocio de la inmigración ilegal. Mi objetivo es asegurar una vida serena para estos niños en África y nuestros niños en Italia”, fueron las palabras con las que el ministro del Interior en Italia, Matteo Salvini confirmó que los puertos italianos se cerrarían ante el ingreso de la embarcación “Aquarius”, la cual en su interior llevaba 629 inmigrantes africanos que fueron rescatados de las aguas del Mediterráneo.

En los últimos años, Italia ha sido uno de los pocos países que ha accedido a recibir inmigrantes provenientes de África y del Medio Oriente, sin embargo esto quedó atrás a raíz de la nueva declaración de Salvini, la cual ha sido ampliamente aplaudida por la población italiana.

Pocos minutos después de la información exhibida por los encargados de custodiar la frontera, el Ministro del Interior determinó que los puertos serían cerrados y que Malta era el país que debía acoger al navío. 

“Es nuestra intención que responda oficialmente a nuestra petición de apertura de sus puertos para poner a salvo a cientos de náufragos presentes en el Aquarius”, rezaba un extracto de la petición oficial enviada desde el gobierno italiano.

A través de un comunicado exteriorizado por el portavoz del gobierno, el Estado maltés aseguró que sus puertos también cerrarían sus puertas ante el ingreso del barco de las organizaciones SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, que rescató a los migrantes, hecho que sólo agravó el destino de las 629 personas, quienes aguardaban el momento para descender a un lugar seguro.

SOS Meditarranée
SOS Meditarranée

Tras horas de espera sobre las aguas del Mediterráneo, Pedro Sánchez, el nuevo presidente de España, instruyó las autoridades para acoger al barco en el puerto mediterráneo de Valencia. A raíz de la negativa de Italia y Malta, el mandatorio afirmó que ayudar a aquellas personas responde a una obligación nacional.

“Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional”.

“Detengan la maldita inmigración ilegal”

Ante la decisión adoptada por los dos gobiernos, la ONG Médicos sin Fronteras lamentó la actitud ante un nuevo caso de crisis humanitaria y sentenció que una vez más “la política se antepone a las vidas de las personas”. 

Médicos sin Fronteras

La decisión tomada por Matteo Salvini ha sido objeto de cuestionamientos éticos por parte de ONGs y organizaciones que se dedican a salvar las vidas de quienes son abandonados por las humildes embarcaciones que se despedazan mientras navegan por el Mediterráneo, sin embargo ésta ha sido aplaudida por gran parte de la población italiana, la cual asegura que el país no está en condiciones de seguir recibiendo inmigrantes ilegales.  

https://twitter.com/Lory_Bianco/status/1005856191942201350

“Un hermoso día. Gracias Mateo Salvini y Danilo Toninelli”.

“Esto no es sólo en Italia. La invasión es total”.

“África no encaja en Italia. Si les importa tanto ábranles sus casas”.

“No hay derecho de recepción. La palabra “bienvenida” en sí misma es incorrecta: estamos experimentando una invasión, respaldada por un negocio en mal estado”.

El tweet de Matteo Salvini en donde asegura que todos los países europeos eligieron el camino que hoy Italia decidió emprender, ha sido compartido por más de 8 mil personas, quienes afirman estar cansados de la indiscriminada inmigración ilegal que ha experimentado el país en los últimos años. 

“Todos en Europa se están encargando de sus asuntos, ahora Italia también está sentando cabeza. Detengan la maldita inmigración ilegal”. 

Entre los comentarios, decenas de usuarios se han referido a los niveles de pobreza que coexisten actualmente en Italia, razón por la cual han asegurado que acceder al ingreso de inmigrantes fomenta la explotación de seres humanos. 

“Tienes todo el apoyo de quienes entienden que, en un contexto en el que viven 10 millones de personas en la pobreza, el flujo migratorio es exclusivamente explotación de seres humanos. Aquellos que están a favor de más aterrizajes, no están interesados en el futuro de esas personas”.

Puede interesarte