Por Ignacia Godoy
13 abril, 2017

Las noticias fueron un golpe para su futuro esposo.

Sabemos que la salud es una condición realmente delicada en la vida de todos nosotros. Porque es muy común que nos cuidemos como debemos pero que las enfermedades nos ataque de todos modos, sin importar qué hicimos o qué no. Sobre todo aquellas que no nos dejan más opción que la muerte.

Andrea Flint estaba de novia hace años con Alistair. Tenía dos hijos y el siguiente paso en la agenda era casarse. Sin embargo, algo en Alistair evitaba que pudieran avanzar. Tenía una pequeña pelota en sus testículos y no quería ir al doctor para revisarse debido a la vergüenza que le daba el lugar en el que estaba la protuberancia.

Facebook Andrea Flint

Pero a pesar de los intentos de su esposo para evitarlo, Andrea lo llevó. Era un cáncer en su primera etapa, por lo que pocos meses después fue posible removerlo por completo. Las cosas habían vuelto a la normalidad y Alistair le propuso matrimonio a Andrea en 2007, dos años después de la enfermedad, relata Mirror.

Facebook Andrea Flint

No obstante, el destino les tenía otro plan. Andrea comenzó a sentir náuseas y dolores de cabeza intensos. Los doctores le decían que estaba estresada, pero después de años en lo mismo, el diagnóstico cambió: era cáncer al pulmón y un tumor en el cerebro.

Facebook Andrea Flint

Estaban en su última fase y no había mucho que hacer. Andrea no había fumado ningún cigarro en toda su vida y tampoco había consumido humo de otras drogas, pero eso no detuvo el padecimiento. Falleció meses después. 

Facebook Andrea Flint

¿Haz escuchado una historia similar?

Puede interesarte