Por Monserrat Del Pino
17 Febrero, 2017

¡Qué susto!

A nadie le agradaba mucho que su puerta se llene de folletos ofreciendo comida, departamentos, prestamos, entre otros. La publicidad molesta, pero al aceptamos de todas formas porque no hay como detenerla. No importa cuanto cierres tu casa, los que la entregan siempre encuentran alguna rendija para ingresarla. Pero este pastor alemán decidió que ya era suficiente de panfletos, por lo que hizo algo al respecto.

Cuando esta mujer tomó el trabajo de entregar publicidad, nunca pensó que podía llegar a ser peligroso. Pero este pastor alemán probó que estaba equivocada.

En el preciso momento en que la mujer sitúa el panfleto en la puerta, el perro la ataca desde adentro de la casa llegando incluso a romper el vidrio de la puerta.

La mujer se llevó el susto de su vida y probablemente se está replanteando buscar un nuevo trabajo.

¿Alguna vez te ha atacado un perro de esta manera?

Te puede interesar