Por Daniela Morano
14 noviembre, 2017

Ni una sola no es aterradora.

Mientras más avanza la tecnología, con mayor claridad podemos ver cosas que antes eran imposibles de ver. Si hay un área donde eso ha cambiado radicalmente, es en la medicina. Hace veinte años atrás sería imposible ver una ecografía con tanta claridad como estas. Pero por eso mismo también vemos con mayor claridad cosas que no esperaríamos que fuesen tan aterradoras.

Los bebés en general son tiernos por lo que jamás esperaríamos ver algo así de aterrador en la panza de una mujer. O quizás sí, porque cuando lloran es casi igual de terrible que estas imágenes. 

1.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

2.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

3.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

4.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

5.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

6.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

7.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

8.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

9.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

10.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

11.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

No te lo pierdas