Por Ignacia Godoy
1 febrero, 2017

Su mujer ahora tiene otra perspectiva de la vida.

Se casaron en 1845, todo parecía perfecto y su amor era tan eterno que no imaginaba otra cosa que no fuera vivir juntos para siempre. Pero a los seis meses de casados perdieron todas las esperanzas que les había dado el destino y tuvieron que cambiar para siempre; aunque no lo tuvieran presupuestado.

Clive era un músico pródigo. Sabía tocar piano y además componer como nunca antes otra persona lo había hecho. Disfrutaba de su trabajo y también de su mujer, Deborah. Pero un día despertó y sufrió un giro de 180 grados. No recordaba nada. Ni su nombre, ni dónde vivía, qué había hecho recién, nada.

ITV Global

El doctor pensó que era un pequeño resfriado pero mientras fue empeorando también lo hizo el diagnóstico. Tenía el virus simplex 1, que usualmente solo conlleva herpes labial pero a un porcentaje de personas, alzheimer severo.

ITV Global

Clive había sido ese porcentaje de persona. Tuvo que ser internado a un hospital para que cuidaran de él. Perdía la memoria cada 30 segundos y no recordaba nada más que quién era Deborah o quién había sido él. Sin embargo, hubo algo que sí recordó completamente: tocar música.

ITV Global

Hasta el día de hoy puede leer una partitura en piano y tocarla a la perfección sin que su enfermedad lo afecte. Además del incondicional amor de su esposa Deborah.

ITV Global

¿Has visto algún caso parecido?

Puede interesarte