Por Ghalia Naim
2 febrero, 2017

Tan grande que se veía en Google Maps…

Siempre tuve la suerte de tener vecinos geniales, un poco entrados en ruido, pero bastante buenos, muy diferente a los de esta historia. Dicen que no hay nada más fuerte que el odio y parece que es verdad. Unos vecinos en Canadá se detestaban tanto que comenzaron una guerra de porquería, literalmente.

Lee y Shirley Murray odiaban a sus vecinos, así que decidieron llenarlos de estiércol.

Increíble pero cierto, la pareja se peleó en repetidas oportunidades con sus vecinos, los Gallant, así que un desdichado día se les ocurrió acumular la pila más grande estiércol  cerca de su casa para torturarlos con el olor…

Y así fue.

NNP

La montaña era tan grande que se veía desde Google Earth.

Si… Aquí está:

googleearth

Esto sí que es odio, ¿no?

David Gallant, el afectado en cuestión, alegó ante la justicia que el olor era insoportable, sobre todo cuando llovía.

Toda la porquería acumulada estuvo presente un año completo hasta que la familia Gallant ganó la demanda y se le otorgara 15 mil dólares por «acoso». Los Murray tuvieron que tomar sus palitas y sacar la caquita…

NNP

Bueno chicos, si tienen vecinos insoportables, no se venguen con estiércol, ¡huele mal!

¿Cómo son tus vecinos?

Puede interesarte