Por Mariana Meza
19 febrero, 2021

Liam Thorp recibió la noticia a través de un mensaje de texto y quedó desconcertado.

El proceso de vacunación contra el coronavirus ya comenzó en varios países y todos están rogando por recibir las dosis. Se está priorizando a los grupos de riesgo, como la tercera edad y los enfermos crónicos, el resto de las personas comunes y corrientes tendrán que esperar. Eso era lo que tenía asumido un editor de política de un diario en Inglaterra, sin embargo, se sorprendió cuando recibió un mensaje de texto en el que lo invitaban a vacunarse contra el COVID-19. Pensaron que medía 6 centímetros.

Liverpool Echo

Liam Thorp (32), editor político del Liverpool Echo, no tiene problemas de salud y se considera una persona relativamente sana. Aún así, lo invitaron a recibir la vacuna contra el coronavirus.

El hombre quedó sorprendido y decidió llamar a su médico de cabecera para resolver su gran duda. Cuando se contactó, le dijeron que estaba en el puesto número seis de la lista de prioridades debido a su peso, situación que lo dejó aún más sorprendido porque, aunque se considera una persona fornida, no es alguien con sobrepeso.

Liverpool Echo

El misterio comenzó a cobrar sentido la mañana del 17 de febrero pasado, cuando su médico de cabecera volvió a comunicarse con él para explicarle qué era lo que había pasado: se habían confundido. “Dijo que, lamentablemente, mis datos se habían introducido incorrectamente en el sistema cuando me registré en el GP hace apenas un año”, contó Liam a Ladbible.

“Fue muy educado y se disculpó mucho, pero dijo que, de hecho, no debía vacunarme pronto”, continuó el editor político y agregó que “para ser honesto, me sentí bastante aliviado porque me había sentido extraño al ser invitado antes que tantas otras personas más vulnerables. Pero obviamente tenía que saber más sobre la confusión que había llevado a este momento”.

Y así lo hizo. Preguntó y el hombre que se encontraba detrás del teléfono explicándole lo sucedido le dijo que “en lugar de registrar mi estatura como seis pies dos (1,80 mt. aprox.), había sido puesta en el sistema como 6.2 centímetros”, explicó el hombre. Pero es no fue todo, porque la confusión llegó a tal punto que le indicaron que su IMC era de  28.000. Según esos datos, Liam era un hombre extremadamente pequeño y obeso.

Liverpool Echo

Aunque la situación es divertida, no deja de ser preocupante teniendo en consideración la cantidad de personas con enfermedades graves que necesitan la vacuna contra el coronavirus antes que alguien sano.

“Puedo ver el lado divertido de esta historia, pero también reconozco que hay un tema importante que debemos abordar. Hay millones de citas con el médico de cabecera todos los días y, aunque nos encargamos de asegurarnos de que los registros sean precisos, se producen errores ocasionales en los datos”, explicó la Dra. Fiona Lemmens, presidenta de Liverpool Clinical Commissioning Groups (CCG) y añadió que “estamos agradecidos con Liam por su honestidad y por alertar a su médico de cabecera cuando recibió su invitación de vacunación”.

Así que ya sabes, si te llegase a pasar algo parecido y eres una persona sana como Liam, la recomendación es comunicar el malentendido. Podrías salvar una vida.

Puede interesarte