Por Luis Lizama
6 octubre, 2020

Dicen que los vecinos no pueden elegirse y si no pregúntenle al agricultor japonés Takao Shito. “Te acostumbras al ruido”, dice él.

Es un caso muy curioso, pero no único. De hecho, hace algún tiempo contamos la historia de una mujer, que se negó a vender su humilde casa y terminó en medio de una carretera. En esta oportunidad la historia parece repetirse, pero en Japón.

El señor Takao Shito es agricultor y tiene su terreno en medio del aeropuerto de Narita (Japón). Ofrecieron comprar su granja, por la considerable cifra de 1,6 millones de dólares, pero él se negó. Por ningún motivo quiso vender su propiedad, así que el Aeropuerto Internacional de Narito no tuvo otra opción más que construir a su alrededor.

AFP

Tiene 68 años y su negativa no es un mero capricho, hay una historia detrás. Antes del señor Shito, su padre y su abuelo trabajaron las mismas tierras. Toda la familia ha dado una gran batalla contra el aeropuerto, que está próximo a cumplir 40 años de vida.

A la granja puede accederse a través de túneles bajo el aeropuerto mismo, donde tiene hortalizas, guisantes y rábanos, entre otras cosas.

AFP

Pero esto no es nuevo, se trata de una batalla legal que comenzó hace varios ya, con diferentes ofertas desde la compañía. El aeropuerto abrió sus puertas en 1978, generando protestas y gran controversia por tratarse de tierras históricas.

Así fue escalando el conflicto, que comenzó con un gran número de vecinos. Hoy queda la granja de Shito y algunas otras personas que viven en las cercanía.

Acá te dejamos un video donde se cuenta este dilema (*Video en idioma inglés*):

No es para nada fácil soportar el ruido de los motores, sin embargo, dice que ya se acostumbró, también sus 10 voluntarios que trabajan en la granja.

“La policía o seguridad del aeropuerto hay veces que me detienen. Piden mi identificación, aunque saben quién soy. Esta es mi vida”.

–dice el señor Shito a AFP–

Captura de pantalla (YouTube BBC)

Los planes futuros no están lejos de la granja, explica el protagonista.

Continuará con su lucha y resistencia, hasta que pueda hacer su vida como cualquier otra persona, sin ser aplastado por las grandes compañías.

Puede interesarte